DEPORTES LA PATERNAL DE FIESTA

Argentinos ya puede gritar que es de primera

el equipo de heinze LE GANO SOBRE LA HORA A GIMNASIA DE JUJUY Y volvera a codearse con los grandes. NICOLAS GONZALEZ, AUTOR DEL GOL, ES EL HEROE DE la jornada.

Montonera. Así festejan el gol que vale un ascenso. Abajo quedó Nicolás González después de convertir el gol que valió el regreso.
Montonera. Así festejan el gol que vale un ascenso. Abajo quedó Nicolás González después de convertir el gol que valió el regreso. Foto:FOTOBAIRES
Cuando el partido parecía irse irremediablemente al empate en cero y el objetivo de volver a Primera División se postergaba, apareció Nicolás González para marcar el gol que le dio a Argentinos Juniors la victoria ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy y el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino.
Argentinos salió al campo de juego con la buena noticia del empate de Brown de Madryn como local ante All Boys (0-0), con lo cual dependía de una victoria para ascender esta misma tarde.
Intentó acorralar en su campo al Lobo jujeño y lo consiguió a medias, porque si bien dispuso de la pelota y el dominio territorial no logró generar situaciones que pusieran en riesgo el arco visitante. Tuvo su única oportunidad, e incluso la pelota terminó llegando al fondo de la red, pero la jugada fue anulada por offside de Romero.
A los 24 minutos del segundo tiempo Argentinos tuvo la primera aproximación seria con un remate de Damián Batallini, desde afuera del área, que Cavallotti sacó al corner. Del tiro de esquina nació una jugada en la que Javier Cabrera envió un centro bajo que Cavallotti logró desviar.
A los 39 Battalini mandó un centro desde la izquierda, Alejandro Frezzotti despejo mal, el balón le quedó a Cabrera, quien totalmente sólo, de frente al arco, remató muy alto. Dos minutos más tarde Cabrera volvió a aparecer por el sector derecho, tiró un centro bajo, pero Cavallotti adivinó la intención y alejó el peligro.
Argentinos necesitaba el gol para lograr el ascenso, y llegó a los 42. González ingresó en soledad al área y despachó un zurdazo cruzado que depositó la pelota junto al palo izquierdo. La conquista desató la alegría de los diez mil hinchas que acompañaron al equipo conducido por Gabriel Heinze, y los cinco minutos que se jugaron luego estuvieron de más, ya que al igual que en el resto del encuentro la visita no atacó.