DEPORTES FINAL URBA TOP 14

Belgrano gritó campeón

Se consagró después de 48 años al vencer con justicia en la final a Hindu por 25 a 10.

Todo es alegría. Belgrano fue el mejor del torneo por lejos.
Todo es alegría. Belgrano fue el mejor del torneo por lejos. Foto:afp
Belgrano, uno de los clubes fundadores de la UAR, venció a Hindú por 25-10 y se coronó campeón del rugby de Buenos Aires tras 48 años de sequía. Con un pack de forwards imparable, el conjunto marrón fue justo vencedor, se vengó de la caída sufrida ante el mismo rival en el Nacional de Clubes de comienzos de año y sumó el undécimo título de su historia. Francisco Ferronato, autor de dos tries, Francisco Gorrisen y Benjamín Espinal fueron las figuras del equipo que derrocó merecidamente al campeón de las últimas dos temporadas.

Con un arrasador dominio de sus delanteros, más allá de algunas fallas en el line, Belgrano se fue al descanso ganando por 14-3, una diferencia un tanto exigua a juzgar por las chances del conjunto marrón.
Un par de tries de Francisco Ferronato, uno nacido en un scrum, formación en la que Belgrano fue demoledor, y otro tras una acción de line y maul, le dieron una diferencia que debió ser mayor, ya que Agustín López Isnardi falló dos penales accesibles y en el cierre del segmento los forwards se quedaron apenas cortos con un maul que estaba ingresando al ingoal rival.

Hindú poco pudo hacer ante un pack que lo apabulló en el scrum y lo complicó en cada ruck. Tuvo una acción clara en el principio que por poco no pudo completar Mourín. Reaccionó en el inicio del segundo tiempo, se puso a tiro con un try de Faraone y quedó con un jugador de más, pero no lo aprovechó. Perdió un line en campo ajeno en un momento clave del partido y le dio vida a Belgrano. Un penal de López Isnardi y un try de line y maul anotado por Arizaga empezaron a liquidar el pleito en favor del conjunto marrón, que ya jugaba con uno más por la amarilla recibida por Schab.

Hindú reaccionó en el final y cerca estuvo de achicar distancias. Pero los jugadores de Belgrano sabían que estaban cerca de hacer historia y aguantaron a pie firme para finalmente desatar un grito contenido desde hacía casi medio siglo.

R.P.