DEPORTES ELECCIONES 2015

Boca y la lucha de los delfines

Angelici, del PRO, busca su reelección frente a Santa María, titular del PJ de la ciudad. Entre ellos, Beraldi y Amor Ameal buscan sus destinos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Es más influyente ser presidente de Boca que gobernador de muchas provincias argentinas”. La analogía que esboza uno de los candidatos sirve para medir la importancia de las elecciones en el club más popular del país, observadas con atención por todo el arco político, especialmente por el Frente para la Victoria y el PRO, que como sucederá el 25 de octubre en los comicios nacionales, también librarán su batalla en las urnas xeneizes.
Hasta el momento, los postulantes son cuatro: Daniel Angelici, que buscará su reelección, Víctor Santa María, Jorge Amor Ameal y José Beraldi. Curiosamente, el último que confirmó su candidatura fue el actual presidente, que en las últimas semanas empezó con la pegatina de carteles y prepara su lanzamiento oficial para el próximo jueves en La Rural, el mismo lugar donde en septiembre se presentó Beraldi.

Desde algunos sectores de la oposición aspiran a sellar alianzas para fortalecer las chances de ganarle a Angelici, beneficiado por el momento del equipo –con chances en el torneo de Primera y en la Copa Argentina– pero sobre todo por el regreso de Carlos Tevez, lo que algunos definen como “un regalo del cielo” que le sirvió para tonificar sus aspiraciones, hasta hace cuatro meses hiperdevaluadas.
Reverdecidas sus chances, ahora Angelici volvió a ser la carta ganadora del macrismo, algo que se evidencia en los pasillos del gobierno porteño. El candidato a presidente de Cambiemos, Mauricio Macri, y el secretario del Gobierno porteño, Marcos Peña, pusieron a disposición su logística para dar una muestra de fortaleza en La Rural. Angelici, dueño de varios bingos del país, de cepa radical, es uno de los hombres de mayor confianza de Macri, que sabe mejor que nadie el poder que representa el sillón de la Bombonera: desde allí, entre 1996 y 2007, amasó su carrera política. Y ahora, en caso de que pierda en primera vuelta, no se descarta que lo incluyan como vocal en la lista oficialista.   

Enfrente, como contrapropuesta, aparecen Beraldi, dueño de una de las flotas de camiones más grandes del país; Ameal, empresario gastronómico; y Santa María, secretario general del sindicato de porteros (Suterh) y presidente del Partido Justicialista de la Ciudad de Buenos Aires. Los tres tienen, en mayor o menor medida, afinidad con el gobierno nacional.
Ameal-Beraldi fue el binomio que se postuló en 2011 y perdió la elección contra Angelici por 1.647 votos. Pero este año, al menos hasta aquí, Beraldi y Ameal irán separados. Según lo que habló PERFIL, en las tres listas coinciden en que una oposición dividida en tres le allana la victoria a Angelici. Por este motivo, en estos días, las conversaciones se intensificaron para acercar posturas. “Más que una carrera por la presidencia de Boca, esto es un concurso de vanidades y de egos”, grafican desde Boca Somos Todos, el frente que lidera Santa María.
Todos, a pesar de sus disidencias, ponen la lupa en el Departamento de Socios del club, el ámbito que controla los carnets con los que se sufraga y sospechado en cada elección, sobre todo desde la victoria de Pedro Pompilio en 2007, que luego generó un escándalo tras comprobarse que en el padrón había un sinfín de irregularidades.

Como las elecciones serán el fin de semana largo del 5, 6, 7 y 8 de diciembre, y encima no habrá partido, las distintas fuerzas estiman que la cantidad de electores estará lejos del récord de 2011, cuando votaron 24.524 socios. Y si bien desde el oficialismo garantizan transparencia, la oposición empieza a poner la lupa en los 13.600 asociados que se crearon desde 2012.
Uno de los hombres clave para sumar nuevos socios es Royco Ferrari, actual vice tercero y encargado del Departamento de Interior y Exterior. Ferrari, acopiador de trigo, maíz y soja, nacido en Chacabuco, maneja más de cuatrocientas peñas a lo largo y ancho de la Argentina, en las cuales une su pasión por Boca con su pasión por Macri: a muchas ciudades llevó a ex figuras xeneizes para que jueguen con los candidatos de Cambiemos. El trabajo de estos años traería su recompensa: aunque aún no lo confirmó, Ferrari sería el número dos de Angelici.
En el espacio de Santa María, aunque todo dependerá de los posibles acuerdos con las otras listas, el candidato a vice es Santiago Carreras, senador del FpV por la provincia de Buenos Aires y nexo entre AFA y el Gobierno.
Beraldi tiene a su lado a Rómulo Zemborain, secretario general durante la era Ameal. Este último, que aún no anunció a su vice, sueña con que sea Mario Pergolini, quien este año lo deslizó en su programa de radio.

 

El plan bombonera

Latiendo o temblando, la Bombonera seguirá siendo parte del imaginario del barrio de La Boca. “Para nosotros es una batalla cultural ganada”, le dice a PERFIL Pablo Abbátangelo, de Boca Somos Todos. En el espacio que lidera Santa María –que propone una ampliación del estadio a cargo de las universidades de Lomas de Zamora, La Plata y Tres de Febrero– hicieron un relevamiento entre los vecinos de las seis manzanas linderas y se entusiasman porque el 87% está dispuesto a negociar la venta de sus casas. “La Bombonera es sagrada, un templo que no se toca”, coincide Beraldi, que también propone agrandar su capacidad. Angelici, en cambio, quiere construir un “estadio cinco estrellas” en el predio de Casa Amarilla. Aunque aclaró que se hará “lo que la mayoría quiera”.

 

 



Agustín Colombo