DEPORTES GOLF / ABIERTO BRITANICO

Cabrera encara la ronda final con el olfato intacto

PERFIL COMPLETO

En el país en el que el fútbol es la referencia, Pato Cabrera es el Maradona del golf argentino. El cordobés ayer cerró su vuelta en el Abierto Británico con 73 golpes (+1 en la general) y quedó a cuatro del único líder, el inglés Lee Westwood. Con respecto a la vuelta anterior, Cabrera mejoró una posición (está quinto junto con los estadounidenses Ryan Moore y Zach Johnson y el sueco Henrick Stenson) y se prepara para afrontar hoy el cierre de la competencia. El jugador que dice mejorar su rendimiento en las canchas difíciles tiene ventaja en la comparación mano a mano con el puntero: Cabrera ya ganó dos Majors. Westwood, en cambio, es el jugador sin grandes títulos. Su nombre brilló en las páginas deportivas cuando destronó del primer lugar del ranking a Tiger Woods en 2010, después de 281 semanas consecutivas.
El golfista más famoso del mundo también es rival de Cabrera en este torneo, ya que se encuentra segundo (junto con su compatriota Hunter Mahan), con una tarjeta que registra dos golpes menos que Pato. Cuarto se ubica Adam Scott. El australiano no es un rival cualquiera para el argentino. Ambos definieron en play off el título de Augusta de este año. Al final, Scott se puso el saco verde que lució Cabrera en 2009.
Desde las 9.50 de Argentina, Cabrera saldrá con Moore, con quien también compartió recorrido en la jornada de ayer. Ya en la tarde de Muirfield, Escocia, un argentino podrá saber si se queda o no con el Abierto Británico. Por ahora, lo lidera un inglés. Pero Cabrera confía en su pulso y su experiencia para afrontar estas instancias. Y en una posible mano de Dios.

El Che con hierro 3. Doscientos catorce golpes. Tres vueltas completas. Cabrera mantiene sus chances de ganar su tercer torneo grande; el primero que consiguió fue el US Open, en 2007. En tierras europeas ganó su primer título hace once años, en el Benson & Hedges Open. Hoy va por su tercer logro en ese continente.
El único latinoamericano en quedarse con el Masters de Augusta es la excepción de un mapa dominado por estadounidenses y europeos. Entre los primeros diez de este torneo, hay cuatro que comparten la misma bandera que Tiger Woods, tres son europeos y uno es australiano. El único nacido en un país americano fuera de Estados Unidos es Cabrera. Otros dos sudamericanos participaron de este torneo: el colombiano Camilo Villegas y el argentino Estanislao Goya, que no superaron el corte.
En manos de Cabrera está su eventual triunfo. Y también, la bandera del golf que flamea en Latinoamérica.



Marcelo Rodriguez