DEPORTES ALERTA

Casi 200 infectados por norovirus en los juegos olímpicos de Pyeongchang

Un virus estomacal está haciendo estragos entre miembros de la seguridad. Hasta el momento, ningún atleta se vio afectado con esos síntomas.

Microfotografía electrónica de un norovirus.
Microfotografía electrónica de un norovirus. Foto:dpa

Un total de 19 nuevos casos de norovirus se reportaron el domingo, por lo que el número de afectados ya asciende a 177, confirmaron este lunes los organizadores de los Juegos Olímpicos de invierno en Pyeongchang. En el comunicado que emitió la organización se indicó que tres nuevos casos son de personal de seguridad del Centro Juvenil Horeb, una instalación que no está directamente ligada a los Juegos Olímpicos y que es el sitio con el mayor número de víctimas, mientras que otras 11 personas están en Pyeongchang y cinco en Gangneung.

De las 177 personas infectadas, los organizadores aseguraron que 68 ya se recuperaron y abandonaron la cuarentena, por lo que irán retornando a sus sitios de trabajo. La alarma fue tal que los organizadores decidieron llamar al Ejército coreano para que enviara a 900 soldados a ocuparse de la seguridad. Sin embargo, ningún atleta se vio afectado por sus síntomas, hasta el momento. El director médico del Comité Olímpico Internacional (COI), Richard Budgett, señaló que tiene confianza plena en los centros médicos de Corea del Sur: “Están trabajando de forma conjunta con el comité organizador para atajar los casos del norovirus y estoy impresionado por cómo lo están haciendo”.

El norovirus, que se contagia de persona a persona, provoca una súbita y fuerte gastroenteritis. Se transmite con el consumo de alimentos o bebidas contaminadas, además del contacto con las secreciones como sudor o saliva de personas infectadas. Los principales síntomas del contagio son las nauseas, vómitos y diarrea, vistos también en problemas como enfermedades gastrointestinales y cólera. Para contener la propagación del virus, el gobierno de Seúl reforzó las inspecciones higiénicas en los restaurantes y en las instalaciones alimentarias relacionadas con los Juegos Olímpicos de invierno.