DEPORTES EL DESEO DE ARGENTINA

Cualquiera menos Francia

Le ganó 5-2 a Suiza. sumó seis puntos y marcó ocho goles. Los de Sabella la podrían cruzar en octavos.

PERFIL COMPLETO

Si algo tenía claro Argentina antes de comenzar el Mundial es que salir primera en su grupo tendría como premio evitar a Francia como rival en octavos de final. Un premio que a medida que el combinado galo suma minutos en cancha se acrecienta a pasos agigantados. Los dirigidos por Didier Deschamps no sólo asustan por los ocho goles que convirtieron en dos partidos, sino por el nivel de juego altísimo y los nombres propios que los llevan a ser uno de los mejores equipos en lo que va del Mundial. El 5-2 ante Suiza fue una muestra clara.

Francia es un interrogante eterno en cada comienzo de una cita máxima. Porque cuando es candidata puede hacer papelones tan grandes como inimaginables, como los hizo al quedar eliminada en la primera fase en 2002 y 2010, cuando tenía todos los pergaminos para hacer un buen torneo. Y cuando nadie lo tiene en cuenta puede sacar lo mejor de su juego. De estas dos caras, en Brasil mostró la segunda. Un equipo compacto que asusta por su potencia física y por la cantidad de nombres que pueden llegar a romper la paridad que regula este Mundial.

En este comienzo arrollador de le Blues hay nombres propios que forman la columna vertebral de este cuco que Argentina querrá evitar. La solvencia de Varane, el enorme despliegue físico de Pogba y Matuidi, el talento de Valbuena, los goles de Giroud y los fundamentos de Benzema. Justamente, el 9 del Real Madrid es un jugador que potencia a sus compañeros, que los hace mejores, y que está mostrando su mejor cara.

La contracara es Suiza. Indicada en la previa como una de las posibles sorpresas del torneo viene de jugar dos partidos de mediocre para abajo. El triunfo sobre la hora ante Ecuador pudo haber tapado unas falencias que ante los cañones franceses quedaron más al descubierto que nunca. Los errores defensivos hacen que sean inútiles los buenos ataques que generan sus volantes. En este panorama, Argentina debe buscar un primer lugar, que cada día le presenta un panorama más alentador.



Javier Lanza