DEPORTES TENIS

David y un emotivo adiós junto a Nadal, la gente y el chico de la toalla

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

Ese que está ahí, en juego pero a la vez quitándose la ropa de tenista, será recordado como uno de los mejores tenistas argentinos de todos los tiempos. Ese que se ríe, disfruta y permite que un ball boy, que tenía la toalla, ocupe su lugar por unos minutos ante Rafael Nadal le está diciendo adiós a lo que hizo toda su vida: jugar al tenis. David Nalbandian se mueve en la cancha de La Rural y tal vez ni siquiera él dimensiona que éste es el final de su carrera. Quizá no se da cuenta porque esto es una fiesta.
Y es una celebración que empezó hace unos días. Nalbandian comenzó su gira de despedida en Chile, la siguió en Córdoba, la provincia donde nació, y la terminó ayer, en un partido que perdió ante el español por 6-3 y 6-4.

Fue un duelo relajado y con emociones. Nalbandian deja la actividad con 31 años y un físico que no le permite seguir (al menos como él quisiera). El hombre que ahora es padre (con Victoria, su pareja, tuvieron a Sossie) sonríe porque sabe que se mete en los libros de historia a ocupar un capítulo estelar: este Nalbandian fue número 3 del mundo, ganó 11 títulos ATP y disputó otras 13 finales, jugó tres definiciones de Copa Davis y marcó a una generación.
Como tenista, David fue el Rey. Por eso, el público que colmó La Rural lo ovaciona. Es el mismo que le toleró algunas disputas personales que sostuvo con compañeros de equipo y que en ocasiones terminaron generando efectos negativos en la Davis.
Ahora, eso no importa. David no jugará más. Por eso los aplausos cuando, después de la derrota ante Nadal, el serbio Djokovic ingresa al estadio vestido de médico, simulando que atiende a Nalbandian.

El show de Nole: masajes, payasadas y baile con una promotora, en una estadía que para el serbio incluyó hacerse socio de San Lorenzo y visitar la cancha de Boca, entre otras cuestiones. Incluyó también un partido de dobles: el que jugaron Mónaco y Nalbandian ante Nadal y Djokovic.
“Nalbandian, muy atento conmigo cuando comencé mi carrera, me dio consejos y supo escucharme, eso es algo que nunca olvidaré”, había dicho Djokovic en la semana
En este 2013, el cordobés padeció por su físico. Apenas pudo jugar 11 partidos en toda la temporada, con seis victorias y cinco derrotas. El último oficial fue en marzo, en el Masters 1000 de Miami, donde perdió ante el finlandés Jarkko Nieminen. Por la Copa Davis –una obsesión que le quedará como karma–, su última aparición fue en abril, cuando junto con Horacio Zeballos ganó el dobles ante Francia. Ese que está ahí es David Nalbandian, ahora ex tenista.

 

La hora de las figuras vigentes

Argentina tendrá hoy un duelo que ya se disputó en España, Inglaterra, Francia, Estados Unidos, Italia, China, Alemania, Canadá y Australia, entre otros países. Ahora, están en Buenos Aires, un lujo que el público argentino deberá valorar. Y su tenis se verá hoy. Rafael Nadal y Novak Djokovic, los números 1 y 2 del ranking de la ATP respectivamente, se medirán en la exhibición por la despedida de David Nalbandian, en La Rural y desde las 15 (televisación de Telefe y de 610 y 1610 HD de DirecTV).
En su estadía en el país, ya se vieron las caras. Es que disputaron un partido frente al glaciar Perito Moreno, en Santa Cruz. Ahora, les toca ante un público que para verlos tuvo que pagar, como mínimo, 990 pesos (las entradas más caras costaban 6.600 pesos).
El historial entre ambos, aunque este duelo no se computará para la estadística, está 22-17 a favor del español, que recientemente superó al serbio para quedarse con el título de campeón del Masters de Londres. Hoy, la idea es regalar el mejor tenis para Nalbandian.

 



Ayelén Pujol