DEPORTES NUEVO PROGRAMA ANTIVIOLENCIA

Debuta AFA Plus, la versión 2.0 del cuento de la buena pipa

Seis años después de su anuncio, se lanzará hoy en Santa Fe el sistema que promete devolverles paz a las canchas, aunque aún no se utilizará regularmente. El contrato con Telecom y las obras sin terminar.

PERFIL COMPLETO

El Papa puede entrar a ver a San Lorenzo si antes deja la huella. Messi podrá gambetar con rebeldía y hacer goles en las canchas de Argentina porque ya se empadronó. Sus datos sanguíneos, la simpatía por Newell’s, su edad, dónde vive y a qué dedica el tiempo libre están consignados en la base de datos. Una información valiosa que administra Telecom, la empresa que no necesitó una licitación para ser parte del proyecto en el que invirtió 300 millones de pesos.

El sistema AFA Plus se instala en el fútbol argentino con la intención de ponerle candado al gran monstruo. Los dirigentes lo avalan, aunque ninguno de ellos pueda precisar aspectos del contrato; no tuvieron acceso a los papeles. Crédulos y esperanzados, sostienen que los barras bravas están en jaque. Y que los colados, la violencia y los inflados megaoperativos policiales sufrirán un golpe al mentón. Empieza la era biométrica. La huella digital que determina quién entra a un estadio o se queda afuera. Detrás de la cáscara, conviene escarbar en los detalles de un negocio que se cocinó entre pocos. 

Gira y gira. Cada pasada por el molinete es plata que recibe Telecom; por el molinete pasan todos. El supuesto cepo para los barras bravas es un negocio redondo como una pelota. Los clubes resignarán el 20 por ciento del valor de cada entrada, que irá directo a la caja de la compañía telefónica. El soporte técnico corre por cuenta de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que trabaja desde 2007 en el programa AFA Plus. Si las tribunas estuvieran vacías, prohibidas de visitantes o asqueadas de partidos mediocres, perderían todos menos la empresa que tiene garantizado un piso: Telecom cobrará, como mínimo, como si a la cancha hubiesen ido ocho mil espectadores. Se incluyen en el combo feliz los encuentros de Primera, los internacionales y los que juegue la Selección. Para que nadie se preocupe, las huellas digitales de Messi ya no hay que rastrearlas. 

La cantidad de huellas digitales jugarán el partido del botín de oro, para cuantificar por cuánto se multiplicará el potencial mercado. Un importante dirigente de un club de Primera sopesa los beneficios colaterales: “Como la Policía también deberá estar registrada, no van a poder inflar los operativos como hasta ahora”. Fernando Casalla, responsable del proyecto de parte de la AFA, señaló: “Hoy hay aproximadamente 330 mil empadronados”. El nuevo tablero con ganadores y perdedores se pone en marcha.

Tiempos violentos. Aníbal Fernández apunta a las vísceras. Sin eufemismos, disparó: “Hay que poner en práctica lo antes posible el AFA Plus, pero Boca y River lo retrasan porque no pueden resolver el tema barras. Que se adapten”. El presidente de Quilmes hace foco en Boca, el club de los mensajes. Durante la semana aparecieron pintadas en Casa Amarilla y en los alrededores del domicilio de Carlos Stornelli, el jefe de Seguridad y Estadio de Boca. “Si no hay acuerdo habrá balas en La Boca” y “Fiscal, dejá de negociar con la barra” encendieron las alarmas en la antesala del estreno del AFA Plus. El postergado sistema (hace siete años se había anunciado su puesta en práctica para 2009) promete ser el fin de la violencia.

Las cámaras de seguridad con que Julio Grondona prometió monitorear y erradicar a los barras son el pretérito imperfecto del fútbol argentino. Los nuevos molinetes se erigen en el emblema de una cruzada que, además, podría levantar la censura de los visitantes. “Este año dudo de que vuelvan, pero el año que viene puede ser”, indicó Miguel Silva, secretario de AFA.

Secretos. Según estimaciones de algunos dirigentes, los colados en las canchas alcanzan casi el 30 por ciento de los espectadores. El protocolo, los favores y los negocios particulares serían fagocitados por la tarjeta del AFA Plus. También, la reventa. Sin esas entradas, las barras perderían dinero y poder y, al cabo, quedarían desarticuladas. La especulación de los dirigentes se condensa mientras Telecom hace cuentas y calcula que recibirá dinero hasta por el ingreso de los socios. “Todavía no sabemos de qué porcentaje, en esos casos, se hará cargo la AFA y en qué porcentajes nosotros”, marca la duda el allegado a la CD de un equipo grande.

Un dirigente plantea otro interrogante: la confidencialidad de los datos. Telecom cuenta con la llave maestra de una base de información que registra quién es la persona que, a la hora señalada, está alentando a su equipo. Detalles o trazos gruesos, dicen que el sistema llegó para quedarse. La gran mayoría de los dirigentes no conoce la letra chica, pero igual aprueba la medida. Tampoco está prevista una reunión con los principales responsables de los clubes para precisar cada punto del contrato. “Fue un asunto cerrado que favorecerá a alguno”, suelta en off un dirigente que prefiere esquivar la minuciosidad.

La última reunión con los dirigentes por AFA Plus fue hace un año. Por entonces, tampoco nadie habló de costos.

 

Arranca en Santa Fe, ¿y dónde y cuándo sigue?

El AFA Plus debuta hoy, en Colón-San Lorenzo. Sin embargo, la muestra no será completa: por una  puerta podrán ingresar hasta los que no se empadronaron. Será el único partido de la fecha que contará con el sistema biométrico.

La mayoría de los equipos de Capital aún no empezaron con las obras para instalar molinetes. Para los dirigentes, la demora tiene que ver con que el Gobierno de la Ciudad todavía no les aprobó las reformas.

De Colón registraron sus huellas digitales 20 mil hinchas. Según su presidente, Germán Lerche, faltan otros 15 mil. El club santafesino emitió el siguiente comunicado: “Los socios deben concurrir solamente con su carnet. El biométrico de la puerta pedirá que aproxime la tarjeta, después de que apoye la huella que le hayan tomado ha indicado cuándo se empadronó. Quienes no se hayan empadronado, sólo por este partido aún podrán ingresar. A estos también se les leerá la huella y deberán empadronarse indefectiblemente para el próximo partido”.



Marcelo Rodríguez