DEPORTES

Dudas por las entradas de protocolo

La Policía Federal secuestró pirotecnia, bebidas alcohólicas y banderas que exceden el límite de lo permitido durante la inspección realizada ayer a la tarde en el estadio José Amalfitani, donde se enfrentarán Vélez y San Lorenzo.
Pese al procedimiento a cargo del Comité de Seguridad en el Fútbol (Cosef), el estadio de Liniers quedó habilitado para la disputa del juego desde las 18, sólo con socios del club local e invitados protocolares nominales (familiares de los jugadores, dirigentes y autoridades de AFA). Sin embargo, durante la tarde se generaron dudas respecto de algún posible foco de violencia que pueda darse, debido a que se estima que unas 800 de esas entradas de protocolo habrían sido revendidas a hinchas de San Lorenzo. Hoy, el estadio será nuevamente revisado a la mañana, para evitar que haya elementos prohibidos.



Redacción de Perfil.com