DEPORTES EMPATE AMARGO

El ciclon no supo despegar

Si ganaba, terminaba la fecha puntero.Hoy puede pasarlo Boca

PERFIL COMPLETO

Foto:Fotobaires
No pudo San Lorenzo ganar para despegarse y terminar la fecha en lo más alto, sin preocuparse por los demás. Ahora depende de que Boca y Racing no ganen para seguir puntero solo. Pero si Boca gana, quedará segundo. Tampoco pudo Unión, que torció el rumbo en varios pasajes, pero le faltó determinación para hacer valer su dominio. En definitiva, el empate les cayó bien en méritos a los dos, más allá de sus necesidades.
San Lorenzo salió dispuesto a hacer valer su condición de puntero desde el comienzo. Líneas adelantadas, presión alta y Romagnoli bien atento para armar juego y habilitar a los delanteros fueron las claves del equipo de Bauza. A los 7, una llegada que terminó con un cabezazo de Cauteruccio en el palo fue un aviso. Unión no hacía pie en el medio, básicamente porque Villar y Matías Sánchez perdían ante Pipi y Villalba, y Blanco empezaba a ser preocupación seria para la defensa tatengue. Así, de tanto insistir, San Lorenzo tuvo premio, cuando tras un disparo de Cauteruccio que no retuvo Nereo Fernández, Blanco definió con el arco vacío a los 40. Parecía que San Lorenzo se iba al descanso en ventaja, pero en el último suspiro Malcorra ejecutó de manera brillante al ángulo izquierdo de Torrico un tiro libre y empató.
El Ciclón acusó el impacto del empate en el complemento. No fue el mismo del comienzo, tardó en acomodarse demasiado en el campo de juego y la situación fue aprovechada por Unión, que de a poco le fue copando el terreno y le discutió mano a mano el control de la pelota. Bauza intentó cambiarle el aire y la cara con las entradas de Barrientos y Matos por Romagnoli y Cauteruccio, pero el Ciclón fue más de lo mismo: fue languideciendo con el correr de los minutos y el empate parecía conformarlo cada vez más.
Unión no supo sacar provecho de la situación, un poco por impericia y otro poco porque le faltó el hombre punzante capaz de dar el golpe si se abrían los espacios. Lo tuvo en los pies de Mauricio Martínez tras una habilitación de Rivas a ocho minutos del final, pero Torrico, una de las claves de San Lorenzo, lo impidió.

Marcelo Rosasco