DEPORTES NOVELA INTERMINABLE


El golpe llego desde Zurich

La FIFA hizo cirugia mayor: saco a Segura de la presidencia y enviara una comision normalizadora. Mientras, el nuevo presidente es el desconocido Damian Dupiellet.


Foto:Cedoc Perfil
Agencias
El Bureau del Consejo de la FIFA ha decidido el viernes 24 de junio de 2016 nombrar un comité de regularización para la Asociación del Fútbol Argentino (AFA)”, informó ayer la máxima entidad del fútbol mundial. Esto significa que la FIFA envió ayer a la AFA una comisión normalizadora que tendrá como misión principal “administrar la actividad diaria” de la entidad, modificar el estatuto y “organizar elecciones”.
El informe de la FIFA detalló que el Comité “se encargará de administrar la actividad diaria de la AFA, revisar sus estatutos para adaptarlos a la última versión de los Estatutos Modelo de la FIFA y organizar elecciones, para lo cual tendrá como fecha límite el 30 de junio de 2017”.
Y agregó: “El órgano provisional estará formado por entre cinco y siete miembros, a quienes seleccionará una delegación conjunta que la FIFA y la CONMEBOL enviarán próximamente; el comité de regularización actuará como comisión electoral y ninguno de sus miembros podrá optar a los cargos convocados en los comicios”.
En los próximos días regresarán al país Primo Corvaro y Montserrat Giménez para elegir a los integrantes de esta Comisión Reguladora. En consecuencia con esta medida, el cargo de presidente de AFA de Luis Segura se extenderá hasta el 30 de junio, y el próximo responsable de la casa madre del fútbol argentino será el actual secretario ejecutivo Damián Dupiellet.
La FIFA resolvió crear esta junta normalizadora debido a la crisis institucional de la AFA, que derivó en que la Inspección General de Justicia (IGJ) tome cartas en el asunto, suspendiendo las elecciones del 30 de junio y declarando como “irregulares” las candidaturas.
El presidente de Independiente, Hugo Moyano, había presentado un recurso de amparo para votar el 30 de este mes, pero la Justicia no dio curso a su pedido. Además, Primo Corvaro y Montserrat Giménez, representantes de FIFA y CONMEBOL, se reunieron con dirigentes del fútbol argentino para indicarles los pasos a seguir y el futuro del organismo en esta nueva etapa, de cara a las elecciones que se darán en un año, o antes, según lo disponga el comité.
La AFA vive una profunda crisis a raíz de una discrepancia entre aquellos que quieren conformar una superliga de los clubes más grandes al estilo europeo y el resto, que si bien está de acuerdo reclama un trato justo en el reparto de los futuros ingresos por derechos de transmisión de partidos por televisión.
Además de la misión de la FIFA y de la Conmebol que viajó a Buenos Aires el 14 de junio para informarse de la situación de la AFA, desde la semana pasada también hay observadores gubernamentales dentro de la institución. Y algo más: una investigación judicial por el manejo del dinero ingresado por los derechos de transmisión del programa Fútbol para Todos.
En este contexto, el martes los dirigentes se juntarán en Asamblea para debatir y tratar de aprobar la Súper Liga, el nuevo torneo del fútbol argentino para los partidos de Primera División y B Nacional. La Asamblea de Representantes está convocada en el predio de Ezeiza, aunque con el clima que se vive en la institución es improbable aventurar que puede llegar a ocurrir antes del martes.

Redacción de Perfil.com