DEPORTES BOCA

El rival del vasco es la ansiedad

El dt se puso como meta encontrar calma, para mañana poder levantar el titulo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Fotobaires

Calma y paciencia. Como si se tratara de un buda, Rodolfo Arruabarrena busca instalar esas dos palabras en las horas previas al partido contra Tigre, que podría resultar el decisivo para que Boca se consagre campeón del torneo luego de cuatro años de sequía (la última vez fue con Julio César Falcioni en 2011, aunque un año después obtuvo la Copa Argentina). El técnico, que ya tiene el equipo confirmado, pidió “manejar la ansiedad” de cara al encuentro en la Bombonera, mañana a las 18.
“Tenemos una ventaja importante, pero no hemos conseguido nada. Son todos rivales complicados y si no hacemos un buen papel con Tigre vamos a sufrir”, enfatizó el Vasco en conferencia de prensa, en obvia alusión a lo que le espera en la última fecha del campeonato, cuando Boca deba visitar el Gigante de Arroyito para enfrentar al escolta Rosario Central, el rival también en la final de la Copa Argentina.
Si bien los números parecen estar del lado de Boca, un traspié ante Tigre podría desarticularle el escenario y poner en peligro el festejo. Si gana, en cambio, se consagraría campeón sin depender de ningún otro resultado; incluso perdiendo podría celebrar, siempre que Rosario Central y San Lorenzo no ganen sus respectivos partidos frente a Banfield y Temperley.
“Acá sabés que tenés que ganar y ganar. Y cuando ganás, seguir ganando, ganando y ganando”, señaló Arruabarrena, quien hizo hincapié en que para estos partidos son necesarios los jugadores con personalidad. “Para mí, ya lo he mencionado, el club necesita el título. Esa presión la hemos sabido manejar desde el primero de enero. Estamos en la última etapa de definición y lo que tenemos que hacer es jugar bien, ser superiores a nuestro rival”, añadió el entrenador, quien valoró que los jugadores fueron impermeables a los cruces políticos en este año electoral.
Mañana, en una Bombonera repleta, los once que intentarán sumar una estrella más al escudo de Boca serán Orion; Peruzzi, Tobio, Rolín, Monzón; Pérez, Cubas, Meli; Lodeiro; Tevez y Calleri. Rolín y Cubas entrarán por Daniel Díaz y Cristian Erbes, ambos expulsados ante Racing.

La queja de Ameal
El ex presidente y hoy candidato Jorge Amor Ameal afirmó que está “trabajando” para volver a tomar el mando del club y para desmentir a Juan Román Riquelme, quien denunció que Daniel Angelici tiene “todo comprado” para ser reelecto en los comicios del 6 de diciembre.
En un comunicado, Ameal se alegró por estar muy cerca de ganar el torneo y la Copa Argentina, pero pidió que los resultados no disimulen “la oscuridad” que representa Angelici. “En estos años, Boca ha echado a dos de sus máximos ídolos, como Román y Bianchi, lo que ha enfrentado a la familia boquense; ha demostrado no saber qué proyecto quiere para la AFA, ya que primero apoyó a Tinelli y ahora va detrás de Segura y hasta nos proponen abandonar la Bombonera para construir un estadio shopping”, disparó.



R.P.