DEPORTES

Excarcelaciones denegadas

La Justicia confirmó ayer que el arquero de San Lorenzo, Pablo Migliore; el jefe de la barra de Boca, Mauro Martín, y otras dos personas siguieran detenidas por el crimen de Ernesto Cirino.

El juez Manuel De Campos rechazó el pedido de libertad de Migliore, mientras que lo propio hizo la Cámara del Crimen con Martín, su cuñado Gustavo Petrinelli, y Maximiliano Levy.
Además, la Sala VII de la Cámara confirmó los procesamientos de Martín y Petrinelli por el delito de homicidio simple y el de Levy por el encubrimiento agravado del 2 de la barra de Boca, Maxi Mazzaro, quien está prófugo.
Migliore está preso en la cárcel de Ezeiza desde el domingo último, tras el partido entre San Lorenzo y Newell’s, y el juez rechazó liberarlo por la gravedad del delito que se le imputa (que tiene una pena de , máximo, seis años de prisión). El arquero está acusado de encubrir a Mazzaro luego de que en una escucha telefónica se detectara que estaban juntos y que Migliore lo estaba ayudando para conseguir un auto.

La defensa de Migliore podrá apelar el rechazo de la excarcelación a la Cámara, pero todo el proceso llevará diez días más hasta que la Sala VII se pronuncie, ya con un antecedente en contra.

El hecho que se investiga ocurrió el 29 de agosto de 2011, cuando Cirino y Petrinelli, que eran vecinos, discutieron porque el perro del primero hacía sus necesidades en la vereda de la casa del segundo. Petrinelli llamó a su cuñado, Martín, quien llegó al lugar con Mazzaro y una tercera persona, Daniel Wehbe, quienes agredieron a Cirino, quien falleció por las fracturas que sufrió.



Redacción de Perfil.com