DEPORTES SAN LORENZO

Gana y obliga

Con un gol de Ortigoza de penal, derroto 1-0 a samiento y se mantiene al acecho del puntero. El equipo de Aguirre desperdicio muchas situaciones para aumentar.

Todos con Ortigoza. El autor del gol recibe los abrazos sus compañeros. El Ciclón sigue en carrera.
Todos con Ortigoza. El autor del gol recibe los abrazos sus compañeros. El Ciclón sigue en carrera. Foto:Fotobaires
San Lorenzo consiguió en el Nuevo Gasómetro lo que salió a buscar ni bien comenzó a rodar la pelota: vencer a Sarmiento, algo que logró por un apretado 1-0 para no perderle pisada a Boca en la pelea por el campeonato. El 1-0 final resultó mentiroso porque el equipo dirigido por el uruguayo Diego Aguirre dispuso, sobre todo en el segundo tiempo, de una buena cantidad de ocasiones de gol como para ampliar la diferencia, algo que finalmente no consiguió por la impericia de sus jugadores, y eficaces intervenciones del arquero Julio Chiarini.
La victoria le permite a San Lorenzo alcanzar a Estudiantes en el tercer lugar de la tabla de posiciones, y llegar bien afilado al choque del próximo miércoles en Santiago de Chile ante la Universidad Católica por la Copa Libertadores de América.
Si bien San Lorenzo de entrada tuvo una chance que desperdició Gonzalo Bergessio solo frente al arco, tras un lujoso centro de rabona de Fernando Belluschi, al local le costó ser punzante en ataque. San Lorenzo dispuso de la pelota, que siempre paso por los pies de Néstor Ortigoza, pero no encontraba la claridad necesaria en su juego para vulnerar a una defensa que lo esperaba.
A los 34 minutos, el chileno Paulo Díaz se fue por derecha y envió un centro que dio en el brazo derecho de Walter Busse. Fernando Echenique sancionó penal a instancia de su asistente Maximiliano Del Sesso y Ortigoza abrió el marcador.
El segundo período fue todo de San Lorenzo porque manejó el ritmo a su conveniencia ante un Sarmiento que volvió a quedarse en intenciones como en la primera parte. El Ciclón tuvo a su favor muchas situaciones de gol, pero sus delanteros erraron demasiado. De todos modos, se salió con la suya: sigue prendido.

R.P.