DEPORTES VICTOR BLANCO

“Hay tecnicos que no resisten la presion”

el presidente de racing habla de la llegada de cocca, DE la salida de zielinski y de la INTOLERANCIA CON LOS DT. tambien de la INTERNA DE LA barra, la deuda DEL CLUB y la crisis de la afa.

sonrisas. Blanco en las escaleras de su hotel, el Savoy, donde por lo general se concentra Racing. Dice que el club está en la mejor situación económica de los últimos cincuenta años.
sonrisas. Blanco en las escaleras de su hotel, el Savoy, donde por lo general se concentra Racing. Dice que el club está en la mejor situación económica de los últimos cincuenta años. Foto:melone

Los tiempos cambiaron. Y lo que antes eran carpetas que se presentaban a las apuradas en los últimos días fueron mensajes de WhatsApp. Por esa vía, hora a hora, representantes y técnicos de distintos países le escribieron a Víctor Blanco para ofrecerle al posible sucesor de Ricardo Zielinski en Racing. Se vendían como se vende un producto en el colectivo: la solución a todos los problemas del equipo, la garantía de resultados y buen juego. “Me mandaron de acá, de Uruguay, de Colombia, hasta de España”, cuenta Blanco, sentado en un sillón elegante del Savoy, su hotel.

Sin embargo, todas esas ofertas quedaron en la nada cuando Diego Cocca logró desvincularse de Millonarios, de Colombia. Con él libre, y con la negativa de Eduardo Coudet, Blanco no dudó en buscar al hombre que sacó campeón al club en 2014. “Es el técnico que siempre queremos. En lo personal, es un orgullo y una tranquilidad que haya vuelto”, dice.  

—Hay una histeria con los técnicos, al punto que se fueron 20 en 14 fechas. Usted tuvo la renuncia de uno, Zielinski, pero seis meses antes había echado a Sava. ¿Cómo explica esto?

—El fútbol argentino es muy demandante y competitivo, más ahora, con este paréntesis que a uno le permite reflexionar. Ricardo no tuvo una pésima campaña, sino regular. Pero tomó esa decisión y nosotros lo acompañamos. La pasión te va llevando a tener más presión. Y hay técnicos con menos espalda que no resisten esa presión.

—¿Pero lo sorprendió la renuncia de Zielinski?

—Hasta el partido con Independiente estábamos bárbaro. Las tres derrotas consecutivas, y algunas declaraciones del plantel, por lo que me manifestó a mí, fueron los motivos. Eso lo afectó. Y tampoco es que hizo una campaña espectacular...

—¿Tan mal se llevaba con algunos jugadores?

—Yo voy dos veces por semana al estadio para estar con el plantel. Y la verdad es que nunca he vivido situaciones de discusiones con el técnico. Vi todo normal.

—No existió una coherencia conceptual en la elección de los últimos técnicos. Es decir: no hay similitudes entre Sava y Zielinski, por ejemplo.

—Con Sava parecía una continuidad de Cocca. El plantel lo veía bien, la hinchada también. Nos decidimos por él, pero los resultados después no se dieron. Los tiempos de salida pudieron ser otros, es cierto. Con el Ruso buscamos un técnico con trayectoria, para ver si podíamos hacer un proyecto de dos años como mínimo, sobre todo por lo que hizo en Belgrano. Pero bueno, Racing no es Belgrano.

—¿Cuánto debe Racing?

—Racing hoy no debe nada. Porque la deuda que tiene es una deuda corriente, que viene de moratorias o de la quiebra. Son algo así como 90 millones. Pero por cada peso que Racing debe, tiene en el banco tres pesos con cincuenta. Esto es histórico. Los vitalicios me comentaban el otro día que es el mejor balance de los últimos cincuenta años.

—En los últimos meses se recrudeció la interna de la barra brava. ¿Qué hace su gestión para abordar esta problemática?

—Estamos trabajando en conjunto con la Policía. Por ejemplo, luego de la muerte de Pacheco, aplicamos el derecho de admisión a las tres personas que fueron condenadas este mes. Estamos alejados de esa interna. Pero por supuesto que nos salpica porque cuando hay problemas, si es dentro de la cancha, somos responsables.

—¿Racing no le da entradas ni ningún beneficio a La Guardia Imperial?

—No voy a ser hipócrita. Lo que tiene la barra son espacios. Y no es que se los doy yo: vos vas a una cancha y tenés que pagarle a un trapito. Es algo tradicional y algún día seguramente se va a erradicar. Pero para eso hay que reformar el fútbol.

—¿Cómo sería esa reforma?

—Yo me quedé impresionado con los estadios de la Copa América en Estados Unidos. Ahí vi por qué no hay disturbios. Es un tema de educación, pero también tienen comodidades que dan más seguridad. En Argentina, la misma gente que va a una cancha va a un shopping. ¿Y por qué en el shopping no tira nada? Tenemos que ver de qué manera conseguimos fondos para aggiornar los estadios: con escaleras mecánicas y ascensores, con un predio circular, no con salida directa a la calle. No estamos lejos. Con voluntad política se puede hacer.

—En Inglaterra, esa modernización sirvió para erradicar la violencia, pero también derivó en una elitización del fútbol. ¿Vamos hacia eso?

—Yo estuve en la embajada cuando vino el encargado de seguridad inglés. Contó un poco cómo habían hecho, que va en esa línea. Por supuesto que se hace un fútbol un poco más caro, pero da más comodidades. Si vas hacia ese tipo de negocio, te va a brindar la seguridad para que pueda volver la familia. Porque muchos no van ahora no por un tema económico.

—¿Cómo y cuándo se termina la crisis en la AFA?

—Va a costar un poquito, pero reformando los estatutos y votando a un presidente. Después decidiremos si se sigue con la Superliga o dentro de la AFA. Soy optimista. Creo que es tiempo de que vayamos a licitaciones, de que transparentemos la AFA.  

—Si no hay acuerdo con ninguna cadena en los próximos meses, ¿es una locura pensar que en febrero puede no televisarse el fútbol?

—Nosotros estamos negociando con el Gobierno una indemnización por incumplimiento de contrato. No creo que no se televise el fútbol. Puede pasar que se televise no con la calidad que se pretende. Quizás estos seis meses se siga como hasta hoy, con alguna cadena o grupo que se quede con los derechos. No es negocio para ellos tampoco este fútbol.


Un racing chino

Víctor Blanco cuenta que, a raíz de la venta del paraguayo Oscar Romero al Shanghai Shenhua, que se concretó a cambio de nueve millones de dólares, Racing estableció con China una relación que trasciende lo deportivo.

El club inició un vínculo que le permitirá, según su presidente, firmar convenios para posicionar a Racing internacionalmente, sobre todo en el mercado asiático. De hecho, en el invierno, La Academia jugará un torneo triangular en China con un club español y el Shanghai Shenhua, que seguramente también tenga a Carlos Tevez entre sus figuras. El acuerdo con los chinos permitirá un intercambio de futbolistas y también podría incluir un asesoramiento en la estructura de las divisiones inferiores. “Si logramos cerrar este convenio, vamos a poder construir una pensión moderna y mejorar mucho el lugar en el que están nuestros juveniles”, explica Blanco.