DEPORTES PAULO DYBALA

La joya que dejo de ser una promesa

HIZO DOS GOLES EN EL TRES A CERO DE LA JUVE ANTE BARCELONA Y EL MUNDO SE FIJO EN EL. LE RENOVARON EL CONTRATO HASTA 2022: AHORA PASARA A GANAR EL DOBLE.

PINTA DE CRACK. El delantero nació en Laguna Larga, Córdoba, y empezó a jugar en Instituto a los 10 años. Con la camiseta de “La Gloria” jugó 38 partidos. Luego se fue al Palermo, y de ahí pasó a la Juventus, en 2015. Desde que llegó a ese club, los hinchas y sus compañeros lo definen como uno de los mejores jugadores de la actualidad.
PINTA DE CRACK. El delantero nació en Laguna Larga, Córdoba, y empezó a jugar en Instituto a los 10 años. Con la camiseta de “La Gloria” jugó 38 partidos. Luego se fue al Palermo, y de ahí pasó a la Juventus, en 2015. Desde que llegó a ese club, los hinchas y sus compañeros lo definen como uno de los mejores jugadores de la actualidad. Foto:AFP
El video se divulgó en los últimos días y resultó todo un síntoma: Paulo Dybala, en aquel tiempo un nenito de 11 años, gritaba un gol para Río Segundo en un torneo infantil de Córdoba. Fue un síntoma porque cuando se hurga en las grabaciones, o en el origen de los jugadores, quiere decir que ese jugador puede marcar una época. Pasó con Diego Maradona y con Lionel Messi. Y ahora pasa con Dybala.

En ese archivo recuperado, en esa perla fílmica que se viralizó, está también la muestra del partido consagratorio que tuvo el delantero el martes pasado, cuando hizo dos goles en el triunfo de la Juventus ante Barcelona, por los cuartos de final de la Champions League. Fue el día en que el cordobés pasó de ser una promesa a ser una estrella.
Por si alguno no lo conocía, Dybala ofreció su pegada, su velocidad y su look –porque la estética, ya lo sabemos, siempre es necesaria para fijar ídolos en este mundo– en uno de esos partidos que se transmiten en todos los países, en todos los continentes. Su actuación, encima, quedó legitimada minutos después por el legendario arquero Gianluigi Buffon, que elogió a Dybala y lo consideró uno de los tres mejores jugadores del mundo en la actualidad. Buffon tiene 39 años, Dybala, 23. En los días en que el cordobés hacía aquellos goles en los torneos provinciales como los que se difundieron esta semana, Buffon ya era el arquero de la selección italiana. Dybala, sin embargo, lo conoce desde hace mucho, de cuando jugaba a la Playstation y elegía a la azzurra.

“¿Estoy entre los tres mejores del mundo? Agradezco los cumplidos, pero creo que todavía es muy pronto. Todavía tengo mucho que conseguir”, respondió Dybala el martes, cuando los periodistas le comentaron lo que había dicho Buffon. El argentino, que nunca jugó en la Primera de Argentina y que brilló en Instituto cuando peleaba el ascenso en la B Nacional contra River y Rosario Central, terminó de cerrar su semana mágica ayer, cuando Juventus anunció la renovación de su contrato hasta 2022.

La dirigencia de la Vecchia Signora ya lo tenía resuelto, pero se encargó de apurar y de difundir la información en la semana en que toda Europa habla de la nueva joya argentina. Incluso su técnico, Massimiliano Allegri, vaticinó que Dybala y Neymar serán “las estrellas del futuro”, los predestinados a suceder a Cristiano Ronaldo y Lionel Messi dentro de cinco años, o quizás menos.

Con este nuevo contrato, Dybala cobrará el doble de lo que venía cobrando: pasará de tres millones y medio de dólares por año, a siete. Y su salida ya no tendrá una cláusula de rescisión: todos los clubes o magnates interesados en tenerlo en su club deberán desembolsar lo que pretenda la Juventus. Una cifra que, con el correr del tiempo, aumentará y será difícil de tener. Incluso para los clubes más poderosos del mundo.

Dybala ya tiene en la Juventus más goles que en sus anteriores equipos. Con la camiseta de la Vecchia Signora gritó 27 goles. Con la de Palermo, en las tres temporadas en la que estuvo, hizo 21. Y con “La Gloria”, club en el que empezó a jugar a los diez años y al que prometió volver, marcó 17.

Como pasó con Lionel Messi, los primeros pasos de Dybala en la Selección –donde todavía no hizo goles– no fueron los mejores. Todavía está fresco el recuerdo de cuando lo expulsaron contra Uruguay, el año pasado, por una doble amarilla en eliminatorias. Dybala salió llorando de la cancha en Mendoza. Quizás, la revancha llegue ante el mismo rival en agosto.