DEPORTES ROSARIO


La mitad euforica

Newell’s gano y por lo menos hasta que hoy juegue Estudiantes lidera la tabla. Scocco convirtio dos goles.

Dos potencias. Maxi Rodríguez y Scocco. El ídolo y el goleador. Un abrazo que refleja el entusiasmo del equipo de Diego Osella.
Dos potencias. Maxi Rodríguez y Scocco. El ídolo y el goleador. Un abrazo que refleja el entusiasmo del equipo de Diego Osella. Foto:Fotobaires
Newell’s superó de principio a fin a Atlético Tucumán; le ganó 3-1 y se subió a lo más alto de la tabla de posiciones. Los rosarinos tuvieron siempre el control del partido y, con una buena presión en campo del equipo tucumano como premisa, se quedaron con una victoria importante gracias a los goles de Ignacio Scocco, en dos oportunidades, y Mauro Formica. Cristian Menéndez descontó de penal para la visita.
No hubo equivalencias entre un Newell’s agresivo, decidido a jugar en campo rival, y un equipo tucumano que no le encontró nunca la vuelta a la presión del local y repitió errores que rápidamente le costaron muy caro. El volante central Facundo Quignon, surgido en River y con pasado en San Lorenzo, fue una pieza clave y acaso la gran figura del partido, aunque Scocco, autor de dos goles, y Maximiliano Rodríguez, jugaron con gran nivel.
Newell’s volvió a festejar y dejó a sus hinchas con un muy buen sabor de boca y en lo más alto de las posiciones al menos hasta hoy, cuando Estudiantes, que tiene puntaje ideal, reciba a Temperley.
Quignon participó en los tres goles leprosos. En el primero presionó en la salida y habilitó a Rodríguez, quien le entregó la pelota a Scocco, que definió con un remate fuerte y bajo. El segundo fue una jugada similar, aunque la cerró Scocco. Y en el tercero ganó de cabeza en el área de Atlético de Tucumán y habilitó a Scocco, que le ganó en altura a Lucchetti y empujó al gol.
Los cambios ofensivos con los que intentó cambiar el partido Juan Manuel Azconzabal no sirvieron de mucho. Atlético recién pudo descontar a los 37, de penal, por intermedio de Menéndez.

Habló el DT. El entrenador Diego Osella consideró que el triunfo de Newell’s se consiguió “desde la presión” en campo rival. Valoró además al volante central Facundo Quignon, de gran actuación: “Es un jugador agresivo para recuperar la pelota y muy elegante para dar los pases. Con Mateo hoy se complementó muy bien e hizo un gran partido”. Y sobre el goleador Ignacio Scocco destacó: “Lo que le faltaba era entrenar con alta intensidad para volver a demostrar el futbolista que todos conocemos”.

R.P.