DEPORTES RUGBY

Los Pumas buscaban un poco de aire fresco, y sólo recibieron otro cachetazo

Golpeados después del Championship, de la salida de Phelan y de la derrota ante Inglaterra, necesitaban renacer. Pero Gales les dio una paliza que obliga a un replanteo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Villarpress

Los Pumas chocaron con la realidad. Ayer sufrieron su segunda derrota en la gira por Europa al caer ante Gales por un contundente 40-6 en el Millennium Stadium de Cardiff, en un traspié que muestra el momento actual del equipo y la marcada diferencia con una selección top, antes del cierre de la temporada 2013.
El conjunto argentino jugó un buen primer tiempo, pero terminó yéndose al vestuario en desventaja por 23-3, en una nueva muestra de su impotencia ofensiva. Igualmente, esa diferencia no reflejó lo que fue el partido. Después de un inicio negativo, jugando seis minutos en su propio campo, Los Pumas se animaron a atacar como hace tiempo no lo hacían.
Y generaron varias situaciones frente al ingoal galés, que no supieron capitalizar por impericia o apresuramiento en la definición. Así fue que tras el penal de Halfpenny que abrió el marcador, Los Pumas dispusieron de una posibilidad clara. Pero un pase de Julio Farías se le escapó a Nicolás Sánchez y la pelota derivó en Mike Phillips, quien corrió tres cuartos del campo de juego para marcar un try de intercepción cerca de los postes que, tras la conversión de Halfpenny, dejó a los Dragones 10-0.
En el segundo parcial, los galeses, con la tranquilidad que les dio la diferencia obtenida, manejaron el juego ante un rival que no fue el mismo que en los 40 minutos iniciales y que fue superado claramente. De hecho, salvo en el inicio, Argentina no volvió a los 22 metros galeses.
Tras un intercambio de penales entre Halfpenny y Sánchez (26-6), Gales logró quebrar el ingoal por tercera vez a los 16 a través de Toby Faletau, la figura del encuentro, quien concluyó una acción de los backs hacia el flanco izquierdo, donde Liam Williams quebró el tackle de Cordero y marcó la diferencia numérica. Como ocurriera en Londres, los argentinos sólo marcaron con el pie, aunque en esta oportunidad se los vio un poco más activos en ataque, sobre todo en la primera parte. No obstante, volvieron a retirarse del campo sin tries y recibieron cuatro. La de ayer fue la caída más amplia sufrida en el historial ante los Dragones. Los Pumas comienzan una etapa en la que deberán realizar un rápido replanteo para ir creciendo en los casi dos años que quedan para el Mundial de Inglaterra.
Ahora, el equipo nacional se trasladará a Italia, donde el sábado cerrará un año bastante negro. En el estadio Olímpico de Roma visitará a Italia, que hoy venció a Fiji 37-31.
Nada cambiará el mal sabor, pero a falta de sonrisas, no estará mal encontrar una



R.P.