DEPORTES

“Mi papá no tiene sentido del humor”

PERFIL COMPLETO

Adrián Cormillot es uno de los médicos que asesoran a los participantes de Cuestión de peso. Desde hace más de cuatro años ocupa un lugar en los medios –colabora en Utilísima y en AM, en Telefe–, que le permite llegar a muchas más personas que las 22 que puede atender en un día de consultorio.
—¿Por qué elegiste la carrera de tu padre?
—Estaba entre arquitectura y medicina; fue por la vocación de ayudar a las personas que tenía mi padre. No por la obesidad, sino por las veces que lo veía bajarse del auto y ayudar a alguien que había tenido un accidente.
—¿Qué te gusta de los medios?
—Antes no me gustaban. Me llevaron de los pelos. No disfruto que me reconozcan, no aprovecho las puertas que te puede abrir la fama, tengo aversión a la invasión de la privacidad. Me gusta ir a un shopping y que nadie me señale. Pero en un día yo puedo ver hasta 22 pacientes, y en la televisión, con menos de un punto de rating llego a cien mil personas.
—¿En qué te diferenciás de tu padre?
—El sentido del humor. El carece por completo. Yo soy más desfachatado, en cuanto termino ya estoy con las bermudas y las chancletas. El trabajó sábados y domingos toda la vida; yo esos días estoy con mis hijas y no lo voy a resignar nunca. Profesionalmente casi siempre estamos de acuerdo, pero él se dedicó a tratar la obesidad para prevenir problemas como la hipertensión, y yo quiero dedicarme a que la gente delgada no engorde. Quiero ser estandarte de que no pase más eso de que las aguas saborizadas te engañen, y la televisión me da el poder de hacerlo.



L.M.