DEPORTES YA ESTÁ EN SEMIFINALES DE LA COPA LIBERTADORES


Minivacaciones de Boca en Guadalajara: liquidó 3-0 al Atlas con un Martín Palermo notable

Los xeneizes ganaron dando esa sensación de suficiencia propia del Boca post Bianchi. El último del "9" fue una obra de arte. Galería de imágenes.


Foto:Adrián Stehlik

La cara de las chicas lo decía todo. Eran cuatro, hermosas promotoras, y estaban paradas en la mitad de la cancha, en torno a un cartel publicitario que ocupaba todo el círculo central: “mete un gol y avanza a la final de la Libertadores”. La escena, en el entretiempo, 0-3 abajo con 60 mil personas desoladas en las tribunas del estadio Jalisco, era el reflejo más duro y doloroso de la cachetada sufrida por Atlas esta tarde-noche en Guadalajara.

Cometieron los mexicanos un error que en la última década de la Copa Libertadores dejó varios capíìtulos para  la historia (xeneize, claro): pensaron que tenían a Boca herido, casi en el bolso. Y este Boca versión Ischia, que a veces juega bárbaro y a veces dilapida como en el partido de ida mil situaciones claras de gol, en Guadalajara sacó a relucir esa sensación de “todo controlado”, aplastante para el ego rival.

Estiletazo de Román, Palermo de zurda, Bava la toca y la pelota va suave a pasar la línea blanca. Iban menos de 20, a los 34, Román, escala en Palacio, diagonal, toque a Martín en la media luna, 2-0. Tres minutos más tarde, Román, diagonal de Chávez, la abre a Palermo cerca del vértice izquierdo del área grande, y el “9” se parece por unos segundos a Diego, poniéndola de emboquillada en la red.

Brindisi, un señor, trataba de guardar la compostura, Marioni se quería pelear hasta con el banderín del corner, Atlas probó un par de veces y sacó bien Migliori. Todo controlado.

El segundo tiempo fue una larga agonía mexicana, que debió soportar incluso la expulsion del arquero Bava por fuerte falta a Palacio en “último recurso”. Esa misma cuestión de “todo controlado” hasta permitió que Boca bajara notablemente el ritmo, Riquelme caminaba, vinieron los cambios con Vargas, Ledesma y Monzón, pero estaba “todo controlado” y cuando llegó Atlas con peligro, cumplió Migliore o les faltó suerte. Atardecía en Guadalajara. El cartel de “mete un gol y pasa a la final” ya se lo habían llevado. Y a las promotoras también.

Esta fue la síntesis del partido que Boca le ganó 3-0 a Atlas de México en el estadio Jalisco de Guadalajara:

Atlas: Rodrigo Bava; Gerardo Flores, Diego Colotto, Omar Flores, Jorge Torres; Juan Carlos Medina, Christian Valdez, Eduardo Rergis, Luis Robles; Ulises Mendívil y Bruno Marioni. Director técnico: Miguel Angel Brindisi. Boca: Pablo Migliore; Jonatan Maidana, Julio Cáceres, Gabriel Paletta, Claudio Morel Rodríguez; Sebastián Battaglia, Cristian Chávez, Jesús Dátolo; Juan Román Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo. Director técnico: Carlos Ischia. Goles: en el primer tiempo, a los 19, 33 y 37 minutos, Palermo (B).

Cambios: en el primer tiempo, a los 36 minutos, Danilo Gomes por Robles (A). En el segundo tiempo, en el reincio, Centurión por Gerardo Flores (A), a los 5 minutos, Pedro Hernández por Rergis (A); a los 14, Fabián Monzón por Paletta (B); a los 17, Fabián Vargas por Chávez (B) y, a los 25, Pablo Ledesma por Dátolo (B).

Incidencias: en el segundo tiempo, a los 4 minutos, fue expulsado Bava (A).

Estadio Jalisco (Guadalajara). Arbitro: Rubén Selman (Chile).



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Boca juniors
  • Palermo
  • Riquelme