DEPORTES RIVER

No se baja de ninguna pelea

Le gano 4-1 a Temperley y quedo a siete puntos de Boca. La proxima fecha, el superclasico.

Alario. Convirtió dos goles, el segundo de penal. El delantero suma once tantos en el torneo.
Alario. Convirtió dos goles, el segundo de penal. El delantero suma once tantos en el torneo. Foto:fotobaires

Entonado por las victorias ante San Lorenzo y Racing, Temperley salió a jugarle a River de igual a igual en el Monumental. La primera situación de riesgo fue para el visitante, que llegó al fondo por su sector izquierdo pero no estuvo preciso en el centro final. Tras el susto, River poco a poco fue ganando la posesión de la pelota y lo fue acorrolando al Celeste contra su área, pero no se mostraba preciso a la hora de definir.

A los 10, Driussi se perdía increíblemente el primero cuando no pudo darle potencia a su remate desde el punto del penal, tras un gran centro de Mora. La primera para el Celeste la tuvo Emiliano Ozuna, a los 21, con un disparo desde afuera del área que se fue apenas por sobre el vertical de Batalla.

A los 37, Alario abría el marcador tras una doble pared con Mora, pero la alegría le iba a durar muy poco a los de Gallardo porque, cuatro minutos más tarde, en una contra fulminante, Mauro Guevgeozián habilitó a Chimino que, ante la salida de Batalla, se la picó para marcar un verdadero golazo y poner otra vez las cosas iguales.

En el segundo tiempo arrancó mucho mejor el Gasolero. Pero una clara mano de Aguirre dentro de su área le permitió a Alario de penal poner las cosas 2-1. A partir de ahí, el partido otra vez fue para River que, nueve minutos más tarde lo iba a liquidar por intermedio de Driussi y de Mayada que pusieron el 4-1 que le bajaron la cortina a una victoria que River necesitaba más que nunca, para llegar con la moral bien alta al superclásico.



Luis Rodriguez