DEPORTES REAL MADRID CAMPEON


Pegó en el palo

El Atlético de Madrid de Simeone volvió a quedarse sin el título, como en 2014, ante el mismo rival. Tras el 1-1 en los 120 minutos, Jjuanfran remató su penal al poste. Para el Cholo, fue un “fracaso”.

PERFIL COMPLETO


Foto:AFP

Si para cualquier equipo del mundo perder una final tiene sabor amargo, mucho peor lo es para el Atlético de Madrid, que perdió la tercera de la Champions League en su historia y aún nunca pudo levantar la copa. Si para un entrenador perder una final es triste, mucho peor es para Diego Simeone, fundamentalista del resultadismo.
Atlético de Madrid perdió en el desempate desde el punto del penal 5-3 la final de la Champions League europea ante Real Madrid, tras empatar 1-1 en tiempo suplementario en el Estadio San Siro de Milán, y lo vivió como un puñal, pese a lo valioso de haber llegado a una final después de dejar en el camino al Barcelona y al Bayern Munich, y de caer ante un rival muy superior en materia económica.
Sergio Ramos anotó el gol de Real Madrid a los 15 minutos del primer período y Atlético Madrid empató a los 34 del segundo a través del belga Yannick Carrasco, quien al comienzo de ese segmento reemplazó al pergaminense Augusto Fernández, el único argentino en cancha porque Angel Correa permaneció en el banco de suplentes.
A los 3 minutos del segundo capítulo, el francés Antoine Griezmann había estrellado en el travesaño un penal correctamente sancionado por el inglés Mark Clattenburg debido a una falta de Pepe sobre Fernando Torres.
El encuentro, tomado como “una nueva oportunidad” por el equipo del Cholo Simeone tras la final perdida en Lisboa en 2014, tuvo un trámite intenso y fue disputado al límite desde lo físico y emocional.
Ambos equipos tuvieron tramos favorables dentro de los 120 minutos de juego, pero fueron los disparos desde el punto del penal los que permitieron que el conjunto Merengue se alzara con su undécima Liga de Campeones del Viejo Continente de la mano del francés Zinedine Zidane, quien se hizo cargo del equipo en octavos de final como reemplazo de Rafa Benítez.
El penal del final, como si el libreto haya sido guionado para él, lo ejecutó Cristiano Ronaldo. Así, Atlético Madrid, que también tiene en su plantel al entrenador alterno Germán Burgos y a los futbolistas Matías Kranevitter y Luciano Vietto, se quedó nuevamente con las manos vacías, mientras que su clásico adversario sacó un pasaje directo hacia el próximo Mundial de Clubes.



R.P.