DEPORTES

Por qué Rosario Central merece salir campeón

El equipo de Coudet reúne condiciones para terminar festejando. En el camino está nada menos que el poderoso Boca. ¿Podrá?

PERFIL COMPLETO

Foto:Fotobaires

La apuesta fue arriesgada. Traer a un ídolo de origen porteño, repatriar a algunos de los jugadores que brillaron fugazmente en la última década y media, apostar a una línea de fútbol agresiva y vistosa en lo posible, buscar con lupa y acertar con otras incorporaciones. Las decisiones de los dirigentes de Rosario Central tuvieron el complemento perfecto: la pelotita entró en el arco de los rivales y el equipo se fue afianzando con el correr de los partidos.
Eduardo Chacho Coudet dotó al grupo de jugadores de una mística, de un camino y de cómo recorrerlo siendo audaces y confiados.

Para torcer los malos resultados de los últimos años, se apostó a la vuelta de algunos cracks. La increíble derrota por penales ante Huracán en la final de la Copa Argentina dejó los ánimos por el suelo. Se alejó Miguel Ángel Russo y también un grupo de futbolistas importantes como Sebastián Abreu, Fernando Barrientos, Hernán Encina, Rafael Delgado, Antonio Medina y el colombiano Valencia.
Subieron a los chicos del club: Franco Cervi (tenía 3 partidos oficiales cuando llegó Coudet), Víctor Salazar (apenas había jugado 2), Wálter Montoya (contaba con 7) y varios más que iban a ir ganando espacio en la primera mitad del año, como el colombiano Yeimar Gómez, Maxi González y el otro Gómez, Elías.

Para redondear la apuesta por una ilusión fuerte, volvieron Marco Ruben, César Delgado, Cristian Villagra y sumaron la experiencia de Pablo Álvarez y José Luis Fernández. El inicio no pudo ser mejor: cinco triunfos seguidos, una racha invicta de 13 fechas, pero una materia pendiente que ahora duele: varios empates seguidos en Arroyito, con equipos que tenían niveles inferiores, como Colón, Huracán, Vélez y Sarmiento.



Alejandro Fabbri