DEPORTES EN SAN JUAN


Racing cambio la cara

en el debut de zielinski, la academia le gano 2-0 a San Martin. Goles de acuña y gaston diaz.

Otra vez. Acuña abrió el marcador y ya es el goleador de Racing: ya le había anotado a Talleres.
Otra vez. Acuña abrió el marcador y ya es el goleador de Racing: ya le había anotado a Talleres.
Foto:Telam
La frase trillada, el lugar común de los futboleros y de los periodistas deportivos, esa ley no escrita que se repite sin ningún tipo de estadística que lo certifique –“Técnico que debuta, gana”–, ayer se cumplió. No porque haya debutado Ricardo Zielinski, sino porque Racing fue efectivo, pragmático: llegó poco y convirtió dos goles. Y porque enfrente, además, tuvo a un San Martín de San Juan pálido, sin nada de lo que había mostrado contra San Lorenzo en la primera fecha.

También porque Racing contó con Marcos Acuña, el mediocampista zurdo que le aporta destellos de calidad a un equipo que –salvo el paraguayo Romero– está lejos del estilismo técnico. Acuña punteó la pelota para convertir el primer gol del visitante, en el primer tiempo; y tiró un centro de los que lastiman para que Gastón Díaz sellara el resultado final, ya en los últimos minutos del partido.

A Zielinski se le podrá atribuir lo que se presagiaba desde que asumió en el banco del equipo de Avellaneda: un sólido esquema defensivo, sobre todo en la segunda parte, cuando San Martín avanzó en busca del empate. Antes de eso, esta reversión de Racing (que en la primera fecha había empatado de local con Talleres) presionó bien arriba y forzó errores en el mediocampo y la defensa de San Martín. Con Romero como conductor, apuntalado por Acuña, y Luciano Aued y Francisco Cerro en el tándem de sacrificio en el medio, Racing siempre fue más.

San Martín recién se despertó sobre el final del primer tiempo, pero no pudo darle demasiada profundidad a sus ataques. Sólo inquietó a Agustín Orion con un disparo de Gustavo Villarruel que se fue desviado.

En el complemento, Racing se retrasó un poco y reforzó el estilo Zielinski: abroquelado atrás, nunca fue vulnerado por el ataque sanjuanino, lleno de delanteros y vacío de ideas. Cerro y Aued, en ese aspecto, fueron clave para sumarse a la línea de cuatro planteada por el ex DT de Belgrano.
Zielinski respiró con el gol de Díaz, a los 34. Ahora, espera repetir la fórmula en el Cilindro. 

R.P.