DEPORTES WIMBLEDON

Roger lo hizo de nuevo

Federer jugará la final del abierto británico por undécima vez, de las cuales ganó siete. Mañana definirá con el croata Marin Cilic.

De punta en blanco. Cilic superó por 6-7 (6-8), 6-4, 7-6 (7-3) y 7-5 al estadounidense Sam Querrey. Federer se impuso al checo Tomas Berdych por 7-6 (7-4), 7-6 (7-4) y 6-4.
De punta en blanco. Cilic superó por 6-7 (6-8), 6-4, 7-6 (7-3) y 7-5 al estadounidense Sam Querrey. Federer se impuso al checo Tomas Berdych por 7-6 (7-4), 7-6 (7-4) y 6-4. Foto:afp

El suizo Roger Federer tendrá mañana la oportunidad de conquistar su octavo Wimbledon y décimo noveno Grand Slam tras haber superado ayer en las semifinales del toneo londinense al checo Tomas Berdych por 7-6 (7-4), 7-6 (7-4) y 6-4. Federer se enfrentará en la final al croata Marin Cilic, que superó por 6-7 (6-8), 6-4, 7-6 (7-3) y 7-5 al estadounidense Sam Querrey. Será el octavo enfrentamiento entre los dos tenistas, con un balance de 6-1 a favor del suizo.

A menos de cuatro semanas para cumplir 36 años, Federer está a una victoria de escribir una nueva página de oro en su impresionante currículum. El ex número uno tenía la cuenta de torneos grandes frenada en 17 desde Wimbledon 2012 y los problemas físicos le apartaron de la competición los últimos seis meses de 2016.

No pudo tener un mejor regreso a la competición al ganar el Abierto de Australia, y ahora está a las puertas de estirar hasta 19 su lista de Grand Slam. Acaricia con la yema de los dedos lo que hace siete meses parecía imposible.

Desde luego el de ayer no fue el mejor partido de Federer en lo que va de Wimbledon. Aunque también es algo lógico que no pudiera mantener el nivel que mostró en octavos y cuartos ante Grigor Dimitrov y Milos Raonic. “Está jugando el mejor tenis de su carrera en esta pista, que es como su casa”, dijo Cilic, campeón del US Open 2014, antes de saber si jugaría ante el de Basilea en la final.

Aunque no estuvo todo lo fino que se pudiera imaginar, el tenista favorito de los hinchas en el All England aterrizará en la final de mañana sin haber perdido un set en todo el certamen, algo que ya hizo en 2006 y 2008. Es más, a esas seis victorias en el césped de Londres hay que añadir otras cinco en Halle sin perder un parcial.

El rival. El croata Marin Cilic también avanzó a la final de Wimbledon al derrotar al estadounidense Sam Querrey. Cilic se recuperó de un primer set adverso para imponerse por 6-7 (6-8), 6-4, 7-6 (7-3) y 7-5 en un duelo entre dos grandes sacadores en el césped del All England Club. El croata disputará así su segunda final de Grand Slam tras su victoria en el Abierto de Estados Unidos de 2014.

Más allá de algunos altibajos, Cilic demostró su mayor jerarquía ante Querrey y se llevó la victoria en casi tres horas de juego. El croata selló el encuentro con una derecha ganadora que le permitió quebrar el servicio de su rival y volver a una final de un gran torneo después del golpe que dio en Nueva York hace tres años. 



dpa