DEPORTES LO PEOR

Señales de ajuste

Di Maria sigue sin poder desequilibrar adelante, y ni lo Celso ni Salvio pudieron ser los socios de Messi. El mediocampo, en revision.

Una constante. Di María intenta ante tres jugadores rusos. Nunca pudo llegar con claridad.
Una constante. Di María intenta ante tres jugadores rusos. Nunca pudo llegar con claridad. Foto:AFP
Hay que seguir mejorando, no nos podemos quedar con esto”. La frase de Javier Mascherano sirve como síntesis de lo que evaluaron los referentes de la Selección y el cuerpo técnico de Jorge Sampaoli luego del partido contra Rusia en Moscú: fue un paso adelante por el resultado y por el juego, pero todavía hay que seguir ajustando los pasos en este camino hacia el Mundial del año que viene. En ese sentido, el triunfo contra Rusia dejó tres puntos que, como dijo Mascherano, habrá que mejorar.

1 Di María. Hubo un avance, es cierto. Un avance que homologó la recuperación que había insinuado en el partido contra Ecuador en la altura de Quito. Di María participó por momentos, encontró alguna conexión junto a Messi, pero no le alcanzó para concretar el desequilibrio que hasta hace algunos años era su sello, su marca personal.
Mostró sacrificio y por momentos fue importante por el sector izquierdo, que quedó raleado por sus idas y vueltas. Pero Di María no sólo es sacrificio: es, sobre todo, desequilibrio en ataque, llegada al gol y asistencias. En ese sentido falló.

2 Poca profundidad. Argentina tuvo la posesión de la pelota durante buena parte del partido. La controló, la pasó bien, pero generó muy poco con respecto a ese dominio abrumador, que fue de 69,9% contra apenas el 30,1% de Rusia. La Selección no llegó a completar media docena de situaciones claras de gol a pesar de un dominio casi absoluto del juego. Falló, en ese aspecto, la conexión entre el medio campo y la delantera. Y lo que falló principalmente, al menos ayer, fue el medio: ni Lo Celso, ni Salvio, ni Enzo Pérez pudieron filtrar los pases para generar un ataque claro. Messi estuvo muy marcado y no pudo desequilibrar. Y Di María llegó poco hasta el final.

3 El socio de Messi. Sampaoli había dicho, antes del partido con Rusia, que Giovani Lo Celso podía ser el socio que Messi está buscando desde hace tiempo en la Selección. Lo que alguna vez fue Fernando Gago, lesionado durante el partido contra Perú. “Gio puede establecer un vínculo con Leo dentro del campo de juego”, había anunciado el técnico en los días previos. Pero ni Lo Celso, ni Salvio, ni Di María pudieron ser el socio de la figura del Barcelona.
Habrá que esperar y seguir dándoles rodaje. El de ayer, por ejemplo, fue el primer partido de Lo Celso en la Selección mayor. Su primera prueba. Su reemplazante en el segundo tiempo, el Papu Gómez, tuvo un rol más protagónico, aunque tampoco ofreció ese pase final para que los delanteros quedaran de cara al arco rival.


Temas: