DEPORTES EL SAN LORENZO VERSION GUEDE

Sin término medio

En el Empate con patronato, mostro sostenida actitud para atacar y grietas en defensa.

PERFIL COMPLETO

Es así. Nadie puede decir que no lo avisó. El San Lorenzo de Pablo Guede debutó oficialmente y dejó claro que no le importa descuidar su arco si eso le sirve para generar peligro en el rival. Todo sea por atacar. Y dentro de esa propuesta, el resultado para el Ciclón fue un ni. Ni le creó muchas situaciones a Patronato, ni quedó tan expuesto ante un equipo que sacó aguas de las piedras. Lo más destacable fue que a pesar de estar dos veces en desventaja se llevó un punto. Un tiro libre magistral de Romagnoli y la buena presentación de Cerutti salvaron a los de Boedo.
El número telefónico 4-2-3-1 que planteó el audaz entrenador de los de Boedo tuvo varios desacoples que lo dejaron más expuesto de lo que Guede hubiese querido. Pero el primer golpe lo recibió a los once cuando, tras una cortina que dejó fuera de jugada a Prósperi, Telechea abrió el marcador. La desventaja no cambió en nada la idea de un Ciclón que tenía en su verticalidad su principal virtud, pero también como su principal defecto. Porque el saltar etapas de construcción le impedía armarse al local en defensa pero obligaba a ser muy preciso a San Lorenzo en los pases, y las dificultades de manejo se lo impedían. Sólo el pie de Romagnoli fue capaz, con un golazo de tiro libre, de llevar el desarrollo igualado al entretiempo.
El complemento no pudo haber empezado peor para los de Guede. Un desborde por izquierda terminó con De La Fuente entrando solo por derecha para ajusticiar a un Torrico indefenso. San Lorenzo quemó las naves temprano y sacó un central (Franco) para poner a un volante con vocación ofensiva como Belluschi. Pero sumar gente arriba no siempre se traduce en situaciones de peligro. Solo los desbordes por derecha de Ezequiel Cerutti rompían el molde. Y en una de esos lo bajaron dentro del área. Penal que Ortigoza no falló. Lo pudo haber ganado San Lorenzo en los pies de un Cauteruccio que definió muy mal tras un gran pase de Blanco. Pero por inercia. Como todo lo que propuso en Paraná.

R.P.