DEPORTES MUCHO MAS QUE UN TORNEO

Superliga: lo que parió la crisis

Los clubes de primera firmaron la fundación del nuevo formato, pero a la asamblea no asistió la B Nacional, que lo llama “superquiebra”.

Cada cual atiende su juego. Moyano hace equilibrio entre su yerno Tapia y los clubes grandes; Ferreiro es la cara de la B Nacional y disparó contra Angelici; Verón es el gran candidato a presidir la Superliga; Chiqui Tapia quedaría fuera del nuevo formato y cerca de la AFA; y Angelici, que celebró el acuerdo.
Cada cual atiende su juego. Moyano hace equilibrio entre su yerno Tapia y los clubes grandes; Ferreiro es la cara de la B Nacional y disparó contra Angelici; Verón es el gran candidato a presidir la Superliga; Chiqui Tapia quedaría fuera del nuevo formato y cerca de la AFA; y Angelici, que celebró el acuerdo. Foto:cedoc

Los anuncios en esta AFA se desvanecen en menos de 24 horas. Lo que el jueves era una noticia, el viernes se convirtió en una noticia a medias: porque ayer la Superliga avanzó en su creación, es cierto, pero a la asamblea inaugural no asistió el Ascenso. Si la criatura está naciendo, como graficó el presidente de Racing, Víctor Blanco, el parto fue propio de estos tiempos de crisis: faltaron 23 clubes a los que, ahora, una comisión intentará convencer para que se sumen. Eso es lo que se necesita para homologar esta nueva etapa del fútbol argentino. “Sin el Ascenso es imposible”, reconoció el vice de Lanús, Luis María Chebel, uno de los hombres que colaboró en la estructura legal del nuevo organismo.

Ya desde la mañana de ayer, el que se había puesto en la trinchera de los clubes de la Primera B Nacional fue Daniel Ferreiro, vicepresidente de Nueva Chicago y uno de los hombres fuertes de Ascenso Unido. “Los grandes la llaman Superliga, pero en la B Nacional la llamamos Superquiebra. No tenemos voz ni votos, y nos ofrecen menos de lo que nos dan ahora por los derechos de TV. Nunca vamos a firmar en contra de nuestros clubes”, le dijo a este diario Ferreiro, que después cruzó por Twitter al titular de Boca, Daniel Angelici: “Daniel, a toda la B Nacional que ninguneás desde siempre, que querés que no tenga derechos, no la esperes esta tarde... somos muchos”, le advirtió.

A la tarde, en una conferencia de prensa improvisada, luego de que 27 de los treinta clubes de Primera firmaran el acta de fundación de la Superliga, los principales dirigentes del fútbol argentino celebraron el avance, aunque remarcaron en todo momento que ahora deberán llegar a un acuerdo con los otros clubes, los que dejaron las sillas vacías en el edificio de Viamonte 1366. Las tres instituciones ausentes de la máxima categoría fueron Rosario Central, que pretende una mejor ubicación en el reparto del dinero de la TV; Temperley, sumergido en una parcial acefalía tras la renuncia de su presidente Hernán Lewin; y Gimnasia y Esgrima La Plata.

“Hay que perder los miedos también. Se venía de un régimen desde hace 35 años. Y con este régimen, cada vez éramos más pobres”, dijo Víctor Blanco al final de la reunión. “La Superliga tiene estatuto y tiene comisión directiva. Ahora debemos esperar un poquito a la B Nacional y ponernos a trabajar ya, sobre todo en lo económico: lo inmediato es el contrato de televisión”, describió el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio.

Angelici se refirió al dardo que le había dirigido Ferreiro, y continuó con el discurso que pone a los grandes por sobre el resto. “No lo veo como una batalla. Siento que tenemos la obligación, primero los grandes y luego los otros, de sacar al fútbol argentino de esta crisis en la que lo metimos”, subrayó.

Hugo Moyano, que siempre se había mostrado cercano a su yerno, Claudio “Chiqui” Tapia, incluso en el asado que organizó en Barracas Central el último jueves, sorprendió al hablar de las bondades de un proyecto al que había cuestionado en sus orígenes. “Costó llegar a este momento, pero a lo difícil se le da más valor. Esto no es mejorar las condiciones de grandes y chicos, sino de todo el fútbol argentino”, declaró el presidente de Independiente.

La comisión directiva de la Superliga aún no está definida. Pero la ubicación de lo que fue la asamblea bautismal pudo dar algunos indicios: en el frente de la sala, casi como comandando la reunión, estuvieron Angelici, D’Onofrio, Moyano, Blanco y el titular de Estudiantes, Juan Sebastián Verón. Justamente, Verón es uno de los posibles presidentes de esta Superliga, que por el momento tiene como miembros provisorios a Marcelo Deluca (Estudiantes, presidente), Gonzalo Mayo (River, tesorero) y Mariano Clariá (Boca, secretario).

Si bien estará dentro de la órbita de la AFA, este nuevo organismo tendrá una personería jurídica propia, sus oficinas no estarán en Viamonte 1366 y podrá negociar por su cuenta los derechos televisivos. Pero para eso necesita el aval de los clubes de la Primera B Nacional. “Este es un paso muy importante para todos, no sólo para los clubes grandes. La Superliga nació y es inexorable, y esperamos el acuerdo de la B Nacional porque acá nadie se quiere comer a nadie”, aseguró Verón. El tiempo dirá si el nacimiento es el principio de una vida larga. O si todo queda en la nada.


Pérez fue citado por Servini


La jueza federal María Servini de Cubría citó al presidente de la Comisión Normalizadora de la AFA, Armando Pérez, a explicar el destino que la institución le está dando a los fondos que ingresan por el programa Fútbol para Todos.

La citación es para el 15 de noviembre a las 13. “Recíbase declaración testimonial a Armando Pérez a fin que informe el destino y pautas de distribución que se viene dando a los fondos ingresados en esa institución del programa Fútbol para Todos desde la creación del Comité Regularizador”, dispuso Servini.

La jueza resolvió, además, poner fin a la “veeduría” que ella misma había ordenado sobre los manejos económicos de la AFA.

La veeduría había sido dispuesta por la propia Servini de Cubría el 24 de junio de 2015 y ella misma le puso fin con fecha 2 de noviembre.

No obstante la decisión de finalizar la veeduría, la jueza rechazó un planteo de “nulidad” de todo lo actuado por la propia comisión. Servini puso fin así al trabajo de los veedores Horacio Della Rocca, Alicia López y el ex juez Alberto Piotti, pero rechazó un planteo de nulidad que le habían presentado contra el trabajo hecho por ellos mismos.

En la causa ya están procesados los ex jefes de Gabinete de los gobiernos kirchneristas Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina y el ex presidente de la AFA, Luis Segura, entre otros. Futuro incierto.


Vuelve la FIFA al país


Con la novedad de una Superliga incipiente, este lunes volverán a la Argentina los enviados de la FIFA y la Conmebol, el suizo Primo Corvaro y la paraguaya Monserrat Giménez. La intención era reunirse con el Comité de Regularización que encabeza Armando Pérez para avanzar en la reforma del estatuto y el llamado a elecciones, pero también se incluirá como punto este nuevo torneo que ayer tuvo su acta de fundación.

La FIFA quiere confirmar que la Superliga estará dentro de la órbita de la AFA, una requisito indispensable para permitirla, y también indagará sobre cómo será el reparto de dinero, ya sea por derechos de televisación o por otros ingresos. El pedido de la FIFA será que las negociaciones sean de manera conjunta entre la AFA y la Superliga, algo que es resistido por los principales dirigentes.

Además, Primo Corvaro y Giménez recibirán una nota de las categorías del Ascenso y del Interior, que el jueves, en una cena en Barracas Central, consensuaron una serie de exigencias: el llamado a elecciones, participación en la reforma del estatuto, mejor reparto del dinero de la TV y el rechazo a las SA en el fútbol.