DEPORTES PEKERMAN - SAMPAOLI

Tecnicamente nuestros

Colombia y Chile ya estan en octavos de final y mucho tienen que ver sus entrenadores: uno de Villa Dominguez, Entre Rios, y el otro de Casilda, Santa Fe. No los discute nadie.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

En la última edición de los premios que otorga el diario uruguayo El País, la distinción más importante de Sudamérica, José Pekerman fue distinguido como el mejor entrenador de 2013, con 88 votos, seguido de Jorge Sampaoli, con 80. Ellos son justamente los otros dos entrenadores argentinos en Brasil, además de Alejandro Sabella.
Pekerman y Sampaoli dirigen a Colombia y Chile respectivamente. Ambos llegaron en momentos complicados, con las eliminatorias para Brasil 2014 iniciadas, y esta semana lograron clasificar a sus equipos a los octavos de final, con una fecha de anticipación. Las idolatrías que atraviesan ambos técnicos por estos tiempos son fuertes y seguramente seguirán creciendo, pero no todo fue color de rosa cuando asumieron.
Pekerman agarró a Colombia en la sexta posición de las eliminatorias, con cuatro puntos en tres partidos, tras un empate con Venezuela y una derrota con Argentina. Hacía 31 años que Colombia no tenía un entrenador extranjero. El director técnico de Argentina en el Mundial 2006 ya conocía el país cafetero porque jugó en Independiente de Medellín y fue allí donde nació Vanessa, su primera hija.
Sampaoli se hizo cargo de la Roja el 3 de diciembre de 2012. Cinco años antes, había llegado a Chile para dirigir al O’Higgins. “Vine a Chile porque Bielsa estaba dirigiendo acá. Me apenó mucho que se fuera”, dijo Sampaoli en una entrevista a la revista chilena Sábado, demostrando su profunda admiración por quien él mismo definió como su referente. A mediados de 2009 se fue al Emelec de Ecuador y en diciembre de 2010 volvió al país trasandino para dirigir a la Universidad de Chile, donde salió tres veces campeón a nivel local y le dio el primer título internacional al club con la Copa Sudamericana 2011, que ganó de manera invicta. A aquel plantel, Sampaoli le leyó muchas veces cuentos de Eduardo Sacheri para motivarlo. Fue luego de esa exitosa etapa en la U que lo nombraron al frente de la selección chilena para suceder a Claudio Borghi, quien venía de reemplazar a otro compatriota: Marcelo Bielsa.
Cuando Sampaoli asumió, Chile estaba quedando afuera del Mundial, en el sexto puesto de las eliminatorias. Por si fuera poco, debutó con una derrota ante Perú. Luego hizo una gran campaña y clasificó tercero. El pasado miércoles, su equipo pasó a los octavos de final tras eliminar a España, el último campeón del mundo; y hoy es el técnico de mayor rendimiento de la historia de la Roja, con más del 70 por ciento de los puntos disputados.
Sampaoli tenía la ventaja de estar viviendo en Chile y de ser partícipe de un momento histórico de la U cuando fue nombrado DT de la selección. Distinto fue el caso de Pekerman, que tuvo un poco más de resistencia de parte de la prensa y algunos referentes del fútbol local. El relator colombiano Edgar Perea cuestionó en aquel momento la designación diciendo que su país contaba con talento de sobra para clasificar al Mundial, incluyendo jugadores y técnicos. La prensa también cuestionó a Pekerman por una supuesta falta de diálogo: no brindaba entrevistas y sólo daba conferencias cuando había un partido.
Aun así, no todas fueron críticas. Apenas se supo de su designación, Carlos Valderrama le deseó éxito y dio su opinión: “Es un técnico de recorrido. Lo vamos a apoyar. Por lo que lo he conocido, es una persona de fútbol, que tiene parte humana, parte social y trabaja”. Con Pekerman, Colombia volvió a jugar un Mundial luego de 16 años, y por segunda vez en su historia se clasificó a los octavos de final.
Ambos terminaron sus carreras como jugadores por haber sufrido graves lesiones. Sampaoli dejó el fútbol antes de los 20 años y Pekerman, a los 28. Para este Mundial, ambos han tenido complicaciones con las lesiones de sus jugadores. Pekerman tuvo que dejar afuera a Radamel Falcao, y Sampaoli sufrió hasta último momento para poder contar con uno de sus mejores jugadores, Arturo Vidal.
En el Mundial, Alemania es el único país que supera a Argentina en cantidad de técnicos: Jürgen Klinsman (Estados Unidos), Ottmar Hitzfeld (Suiza), Volker Finke (Camerún) y Joachim Löw (Alemania). Hay otros tres países, además de Argentina, que cuentan con tres representantes: Colombia, Italia y Portugal.
Será la segunda Copa para Pekerman, campeón de tres juveniles con Argentina, y la primera cita mundialista para Sampaoli. Además de los 23 jugadores de Sabella, ellos también podrán llevar el nombre de nuestro país a lo más alto del fútbol mundial. Y parecen estar yendo por el camino correcto.

Ecos del festejo
No habrá sido un hattrick, pero sin dudas tuvo un carácter histórico. En Chile se vive aún en estado de euforia luego del triunfo sobre España. Los jugadores se llevaron la pelota con la que terminaron el partido. “El balón está en el hotel”, dijo el presidente de la Federación Chilena de Fútbol, Sergio Jadue. “No tenemos un museo de fútbol –agregó–. Pero esperamos tenerlo algún día y exhibir la pelota allí”.
También en Colombia se festeja. A las voces de elogio al trabajo de José Pekerman se sumó la de Francisco Maturana, que dirigió al equipo en los mundiales de Italia ’90 y Estados Unidos ’94: “Este equipo tiene algo muy importante, que tenía el otro equipo, que es la amistad entre los jugadores. Aquí le pegan a Armero y le duele a Teófilo”. Ayer cumplió 43 años el arquero Farid Mondragón, quien tiene chances de jugar el martes contra Japón. Si es así, se convertirá en el jugador de más edad en participar en un Mundial, superando al camerunés Roger Milla



Federico Frau Barros