DEPORTES FRUSTRACION

Triple match point

El campeón perdió los dos primeros puntos de la serie con Italia. Pella cayó con Lorenzi, y Berlocq no pudo con Seppi. Hoy juega el dobles: si pierde, Argentina deberá disputar un repechaje en septiembre.

Incertidumbre. Los jugadores argentinos no entienden. Ni Berlocq ni Pella pudieron con los italianos.
Incertidumbre. Los jugadores argentinos no entienden. Ni Berlocq ni Pella pudieron con los italianos. Foto:piemonte

El equipo argentino de Copa Davis estrenó su título de campeón pero quedó al borde del repechaje al perder los dos primeros puntos en la serie que disputa frente a Italia en Parque Sarmiento.

En un sábado para el olvido, Guido Pella perdió ante Paolo Lorenzi y Carlos Berlocq cayó con Andreas Seppi.

En un muy mal primer día de competencia, Pella, 84 en el ranking mundial, cayó rápidamente con Lorenzi (43) por 6-3, 6-3 y 6-3, mientras que Berlocq (81) batalló pero perdió en cuatro parciales con Seppi (68) por 6-1, 6-2, 1-6 y 7-6 (6).

Las ausencias de Juan Martín Del Potro y Federico Delbonis mermaron el potencial y las chances argentinas, y ni Pella ni Berlocq pudieron con los singlistas italianos, que hicieron valer su mejor presente y dejaron al equipo europeo a un paso de los cuartos de final.

Sin margen de error, el equipo capitaneado por Daniel Orsanic hoy deberá ganar el dobles para llevar la definición de la eliminatoria al domingo y soñar con revertir la serie y evitar el repechaje.

Pella. Sin el marco de público que se esperaba para la primera presentación como local del equipo campeón, potenciado por la ausencia del siempre convocante Del Potro, Argentina la pasó muy mal.

Pella, quien semanas atrás había asegurado que la obtención de la Copa Davis lo “despedazó mentalmente”, estuvo muy lejos de su mejor versión y apenas pudo oponer resistencia ante Lorenzi, en el que fue su debut como local. Había jugado y ganado en singles en Polonia y Gran Bretaña, donde también perdió un encuentro al ser superado por la figura local Andy Murray, pero nunca como local.

No le salió casi nada a Pella. Tuvo chances en el primer set y alguna en el segundo, pero siempre el partido fue cuesta arriba, con Lorenzi imponiendo condiciones.

Berlocq. En el segundo punto de la serie la tónica no cambió. El italiano Seppi, que llevaba seis meses sin jugar en canchas de polvo de ladrillo y salió a la cancha en reemplazo de Fognini, superó a Berlocq con esfuerzo, en casi tres horas de juego. La inactividad pasó inadvertida en los primeros dos sets porque tuvo una actuación descollante.

Los dos primeros sets quedaron rápidamente en poder de Seppi por 6-1 y 6-2. El italiano mandaba con la velocidad y variedad de sus golpes. Lejos de entregarse, Berlocq siguió prendido, mejoró notablemente en el tercer set y, a puro corazón, forzó el cuarto con un contundente 6-1 y obligó a Seppi a definir el encuentro en el tie break del cuarto.

En el cuarto Seppi tomó nuevamente ventaja, el chascomunense ensayó otra remontada a puro entusiasmo, levantando tres match points en el tie break, pero el italiano finalmente cerró el partido y dejó a su equipo al borde de la victoria.

Un dato curioso es que cada vez que argentinos e italianos se enfrentaron por la Copa Davis, siempre ganaron los visitantes. Los jugadores nacionales triunfaron en Roma 1983 y Pesaro 2016, mientras que los europeos lo hicieron en Mar del Plata 2014.


Un dobles para seguir con vida

Habrá que remontar un 0-2, y eso siempre es difícil. Pero para el capitán Daniel Orsanic, todavía no está nada cerrado: “Creo que tenemos posibilidades”, dijo casi al mismo tiempo en que confirmó a Leonardo Mayer y Carlos Berlocq como la dupla que saldrá a la cancha hoy, a las 12, para intentar llegar al tercer día con chances.

El capitán del actual campeón de la Davis había anunciado durante el sorteo que el dobles lo jugarían Mayer y Diego Schwartzman, pero cambió su decisión inicial, algo que se esperaba. Es que Mayer y Berlocq jugaron varias veces juntos y se entienden a la perfección, y además Schwartzman está casi descartado para el resto de la serie debido a que se agravó la contractura que padece en el músculo plantar derecho. Si Argentina pierde, deberá disputar el repechaje contra otro de los perdedores de la primera rueda (el rival se sorteará). En esa eventual serie, que será entre el 15 y 17 de septiembre, Argentina buscaría mantenerse en el Grupo Mundial, donde está de manera ininterrumpida desde 2002.