DEPORTES

Un Zárate multifunción para que Vélez se quedara con todo

Foto:Telam

dyn

Vélez se impuso a Arsenal 3-1 en Sarandí y obtuvo su primera victoria del torneo, en el marco de un aspecto por demás saludable que muestra desde que comenzó el ciclo que encabeza el Turu José Flores.
Los dos primeros goles los hizo Mauro Zárate, la figura desnivelante del encuentro, quien además asistió a Jorge Correa en la jugada del tercero, en tanto Mariano Echeverría descontó para el local.
Arsenal terminó en inferioridad numérica porque a los 30 minutos del segundo período fue expulsado Damián Pérez.

En la fecha inicial, el equipo que conduce el Turu Flores había empatado sin goles frente a Tigre en Liniers, en tanto Arsenal venía de perder 1-0 ante Estudiantes en La Plata.
El anfitrión, especulativo, fue más vertical y profundo en el marco de un partido parejo.

Vélez fue contundente y tuvo la posesión de la pelota en mayor medida, pero tardó en generar situaciones de peligro ante un adversario fuertemente estructurado. En cambio, sufría en defensa cada vez que perdía la pelota.
El cuadro del viaducto tuvo una situación de gol muy propicia a los 3 minutos de juego, cuando Emilio Zelaya se escapó en velocidad por izquierda y mano a mano con el arquero definió cerca del palo derecho.
El dominio del anfitrión, sin embargo, fue decreciendo a medida que no aprovechaba sus oportunidades y a los dos minutos del segundo tiempo fue Vélez quien logró ponerse en ventaja, en una de sus primeras llegadas.

Zárate profundizó el juego sobre la derecha asociándose con Lucas Pratto, quien devolvió de taco para que el ex atacante de Lazio introdujera el balón en el ángulo inferior derecho con un remate implacable.
La diferencia se amplió enseguida, a los 13, cuando El Oso Pratto desbordó por izquierda y tiró un buscapié que Zárate capitalizó anticipando a los centrales en el momento justo.
El golpe anímico fue durísimo para el equipo que dirige Gustavo Alfaro, y a los 19 llegó el tercero con la aparición de Correa.

Zárate quebró el rigor defensivo pasando al ataque por derecha como una ráfaga de viento y con un centro habilitó a Correa para que fulminara a Cristian Campestrini.
La impotencia de Arsenal se vio reflejada en la reacción de Pérez, quien cometió una falta antideportiva contra Agustín Allione y sin más vio la incuestionable tarjeta roja.
Así, quedó como anécdota el descuento conseguido por Echeverría a los 40. Vélez ya se sentía ganador. Y lo fue.


Redacción de Perfil.com


Temas: