DEPORTES FUTBOL


Una final con el 1-7 de fondo

La revancha parece escrita por un guionista. El género de la película lo pondrá el resultado.

Neymar. Figura de un equipo que cambió silbidos por aplausos.
Neymar. Figura de un equipo que cambió silbidos por aplausos.
Foto:Cedoc Perfil
La revancha parece escrita por un guionista. El género de la película lo pondrá el resultado. Brasil tiene 15 medallas en estos Juegos, pero para el brasileño de a pie, la que más importa es la que estará en juego hoy a las 17.30 en el Maracaná. El seleccionado de fútbol buscará subirse a lo más alto del podio olímpico por primera vez en su historia. Y el rival será nada menos que Alemania, el país que hace dos años, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, lo eliminó de su Mundial con un humillante 7 a 1.

“Es otra competición, son otros futbolistas, es otra cosa lo que está en juego”, repiten casi a coro desde el lado local. “Revancha” y “venganza” claman los hinchas en las tribunas y las calles, así como la prensa deportiva brasileña.
Rogério Micale, el entrenador de la verdeamarela, vivía a muy pocos metros del Mineirao y miró en su casa por televisión el inolvidable 7-1. Pudo “escuchar” el silencio del estadio y confiesa que dejó de mirar después del cuarto gol alemán. Zeca, el lateral derecho que será titular en la final, dice que vio llorar a su abuelo aquella tarde y que le prometió que llegaría alguna vez a la selección para devolverles a los alemanes esa goleada indigna. Hoy tiene su oportunidad.

El equipo local alcanzó la final en el mejor estado posible: con un Neymar afilado, el arco invicto y un juego mucho más respetuoso con su tradición.

Del otro lado, sin figuras de renombre pero con la solidez y el funcionamiento de todas sus selecciones, Alemania intentará concretar otro Maracanazo, como el que dio Uruguay en 1950. Ginter, los hermanos Bender, Gnabry o Petersen también buscan el primer Oro germano, más allá del título de la República Democrática Alemana en 1976.

FЬtbol femenino. Alemania se quedó ayer con la medalla de oro al ganarle 2-1 a Suecia en la final. Y Brasil sumó otra decepción: cayó 2-1 ante Canadá y se quedó sin el Bronce.

Agencias