DEPORTES EN BOSTON


Viaje a semis con goles y record

Argentina Vencio 4-1 a Venezuela por los cuartos y Messi agiganto su figura: llego a los 54 goles, record historico en la seleccion. El martes, ante EE.UU.

PERFIL COMPLETO

En semis, con récord histórico de Messi, la vuelta al gol de Higuaín y 14 tantos en cuatro partidos. La primera impresión de esta Selección puede resultar engañosa: porque gana y golea, es cierto, pero también muestra flaquezas que con otros rivales, pueden resultar letales.
En Boston, Argentina obtuvo la ventaja decisiva en el principio. Ahí, en esos primeros minutos, la entereza de Funes Mori, la magia de Messi y el pragmatismo de Higuaín le dieron margen para lo que vendría después, que es lo seguramente le preocupa al técnico por estas horas, ya pensando en el duelo con Estados Unidos.   
Con un Messi hiperactivo y con el dominio casi total de la pelota, la Selección rompió el cero con una fabulosa definición del Pipita, que envolvió una exquisita asistencia de Leo. Iban apenas ocho minutos, todo el partido por delante. Encima, enseguida llegó un regalo de Figuera que le permitió al goleador anotar su segundo gol. Así, Higuain rompió su mala racha: en los tres partidos iniciales no le pudo poner la firma a ninguno de los diez goles que había convertido Argentina.
Venezuela, que sorprendió en la primera ronda por haberle ganado a Uruguay, sigue sufriendo por esos errores infantiles, propios de la época en la que perdía por varias goles cada vez que se enfrentaba con las potencias del continente. Los venezolanos mejoraron, indudablemente, pero anoche cometieron dos fallas que pudieron haber cambiado en algo el desarrollo: el primero fue el de Figuera, y el segundo llegó al final de la primera parte, cuando Luis Seijas picó la pelota en un penal (penal que había cometido Romero) y el arquero argentino, que se quedó parado, la embolsó como si hubiera pateado un nene de cinco años. No sabemos si Romero había estudiado al venezolano, pero sí sabemos lo que había pasado antes: el arquero, suplente en casi todos sus equipos, respondió en cada una de las situaciones de riesgo generadas por el rival. Apareció siempre: en un tiro de Rondón tras un error de Mascherano, en un remate que se desvió y tuvo que sacarla por arriba, y en el penal. Y cuando no pudo, el palo lo ayudó.
En el segundo tiempo, Argentina mantuvo cierta ambigüedad: porque siguió imprecisa, pero aprovechó de vuelta la diferencia de jerarquía entre uno y otro equipo. Otra mala salida del rival terminó en gol, esta vez de Messi. Un gol especial. El descuento de Rondón se eclipsó rápido por el cuarto, que lo convirtió Lamela. A esa altura, Martino ya estaba pensando en lo que viene.

Síntesis. Argentina: Romero; Mercado, Otamendi, Funes Mori y Rojo; A. Fernández, Mascherano y Banega (79’ Biglia); Messi, Higuain (73’ Agüero) y Gaitán (66’ Lamela). DT: Gerardo Martino.
Venezuela: Hernández; A. González, Angel, Vizcarrondo y Feltscher; Guerra, Rincón, Figuera y Seijas (54’ Añor); J. Martínez (79’ Del Valle) y Rondón. DT: Rafael Dudamel.
Goles: 7’ y 27’ Higuain (A); 59’ Messi (A); 69’ Rondón (V); 70’ Lamela (A). Detalle: 43’, Romero (A) le atajó un penal a Seijas (V). Amonestados: Gaitán (A); Seijas, Angel, Figuera y Rondón (V). Arbitro: Roberto García (México). Cancha: Gillette Stadium (Boston).

Messi no tiene limites: 54 goles
Que Messi rompe todos los records en España es cosa de todos los fines de semana. Cada gol que convierte en el Barcelona pareciera batir una marca. Ahora también dejó su sello en la Selección. Con el tanto que le metió a Venezuela sumó 54 con la celesta y blanca y alcanzó a Batistuta, que hasta anoche era el goleador histórico. La diferencia entre los dos delanteros está en la cantidad de partidos: mientras Bati los convirtió en 77 partidos, a Leo le llevó 111.
Además del valor estadístico, el gol de Messi dejó una definición exquisita. Gaitán robó una pelota en campo de Venezuela y tiró una pared con Messi, el rosarino quedó frente al arquero, apurado por un defensor, y cuando salió Dani Hernández le punteó la pelota entre las piernas. Definición, caño y tres a cero.
Después de convertir su gol histórico, Messi asistió a Lamela para que metiera el cuarto y cerrara la cuenta. Fue el segundo pase gol de la noche, después del que le había hecho a Higuain para que festejara el primero.
Como si fuera poco, con estas dos asistencias, Leo sumó 33 en la Selección. Un jugador excepcional que convierte y hace convertir.



Agustin Colombo / Claudio Gomez