DEPORTES RIVER Y BOCA, CON EQUIPOS DEFINIDOS

Ya estan los 22

.

Gallardo. El entrenador no guarda nada, pese a que el jueves juega una final.
Gallardo. El entrenador no guarda nada, pese a que el jueves juega una final. Foto:Fotobaires
Con un chico de 18 años
El partido de mañana en el Monumental tendrá un ingrediente especial para varios jugadores de River, que debutarán y se sumarán a la larga lista de futbolistas que protagonizaron alguna vez un superclásico. Uno de ellos será Luis Olivera, a quien Marcelo Gallardo probó ayer de lateral izquierdo. El Muñeco insistió con el juvenil de 18 años como alternativa por izquierda, en una defensa en la que se destaca el regreso del central Jonatan Maidana después de más de 40 días de ausencia por un desgarro.
Olivera fue el reemplazante de Milton Casco en la tercera fecha del torneo local ante San Martín de San Juan, pero luego una lesión en el sóleo le restó continuidad. Había debutado en Primera el 8 de noviembre de 2015, ante Newell’s, y suma apenas cinco partidos en la máxima categoría. Recientemente fue titular frente a Gimnasia y Esgrima La Plata en la semifinal de la Copa Argentina y también el domingo pasado ante Independiente por el campeonato.

Pero no sólo será Olivera el que debute en un superclásico. La mayoría de los integrantes de la defensa de River no jugó nunca este tipo de partidos: el arquero Batalla, el lateral paraguayo Moreira y el zaguero ecuatoriano Mina jugarán por primera vez contra Boca con la banda roja en el pecho.
El plantel millonario, que pondrá lo mejor que tiene ante Boca a pesar de que el jueves en Córdoba jugará la final de la Copa Argentina contra Rosario Central, clave para entrar a la Copa Libertadores 2017 (la plaza es sólo para el campeón), se entrenó ayer en el Monumental. Después de la entrada en calor, hubo ejercicios físicos y técnicos. Todos practicaron con normalidad salvo el delantero uruguayo Iván Alonso, quien se entrenó diferenciado por una lesión en el sóleo derecho. Los lesionados Milton Casco, Luciano Lollo y Zacarías Morán Correa estuvieron en rehabilitación.

El delantero Marcelo Larrondo estuvo ausente, porque ayer a la tarde fue sometido a una artroscopía de rodilla en el Sanatorio de los Arcos, a cargo del doctor Pedro Hansing y su equipo. El mendocino llegó a River en recuperación de una operación de menisco de la rodilla derecha, no pudo rehabilitarse bien y solamente llegó a disputar seis partidos –apenas uno como titular– y nunca completó 90 minutos de juego en cancha.
Gallardo dio la lista de concentrados, que no tuvo sorpresas, y la formación para enfrentar a Boca sería: Batalla, Moreira, Maidana, Mina y Olivera; Andrés D’Alessandro, Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio y Gonzalo Martínez; Lucas Alario y Sebastián Driussi.

Perez si, Benedetto no
Pablo Pérez y Juan Insaurralde, tal como se preveía, retomaron ayer la rutina normal de entrenamiento y Boca no tendrá cambios mañana en el superclásico. Aunque el entrenador señaló que esperará hasta hoy por la recuperación de ambos tras el esfuerzo de ayer, todo indica que estarán en condiciones y serán de la partida. Quien no será concentrado es Darío Benedetto, que ayer volvió a ser probado a fondo y no está completamente recuperado de la distensión del isquiotibial izquierdo sufrida el 27 de noviembre ante San Lorenzo de Almagro.

Tevez, que arrastra desde hace días una sinovitis, también había trabajado de manera diferenciada en lo que iba de la semana, para preservarlo, aunque su inclusión nunca estuvo en duda.

Pablo Pérez, reemplazado por Sebastián Pérez durante el segundo tiempo frente a Racing, presentaba un dolor en un glúteo, por lo que el miércoles había permanecido en kinesiología y el jueves había trotado en derredor de la cancha, pero se encuentra en buenas condiciones.

“No me importa lo que puedan hacer o decir en River sobre el partido por el hecho de tener que jugar la final de la Copa Argentina. Me importa Boca”, comentó Barros Schelotto. E ironizó con respecto a Diego Abal, quien será el árbitro: “Confío en la honestidad de los árbitros. Sólo estaremos atentos a que nos cuide a los jugadores, más que nada después del penal que cobró para River ante Estudiantes”.

También hizo referencia a la marca que podrá hacerle River a Fernando Gago, que viene de una larga recuperación. “La marca que tuvo contra Racing, con Aued y González, la pudo contrarrestar bien. Estará dentro de la parte individual de cada futbolista resolver las situaciones que se planteen en el mano a mano”, analizó.
De confirmarse la previsión, será la primera vez, en el trigésimo noveno partido oficial de Barros Schelotto en Boca, desde marzo, que se repita la formación inicial en dos presentaciones consecutivas.

El entrenamiento de ayer a puertas cerradas en La Bombonera consistió básicamente en ensayos de definición. “Puede ser un partido abierto. La fricción va a estar pero también el buen juego”, analizó Barros Schelotto en la conferencia de prensa.
Por otra parte, el DT evitó referirse al posible alejamiento de Carlos Tevez al sostener que “sólo” piensa en el superclásico frente a River y que recién hablará con el delantero tras el último partido del año. “Dijo que iba a pensar y hoy lo único que tenemos en la cabeza es el partido de River. Pienso sólo en River, después hablaremos”, remarcó.


Agencias