DOMINGO REPORTAJE A HENRIQUE CAPRILES


“Vamos a realizar un cambio de rumbo”

El líder de la oposición venezolana analiza el sorprendente triunfo de la semana pasada sobre el oficialismo. Críticas a Maduro y reconocimiento a la tarea de Chávez en favor de los más pobres.

Nuevos pasos. “La oposición quiere alcanzar el poder democráticamente en Venezuela”.
Nuevos pasos. “La oposición quiere alcanzar el poder democráticamente en Venezuela”.
Foto:Cedoc

—Señor Capriles, ¿cómo será este cambio de rumbo con esta nueva Asamblea Legislativa gobernada por la oposición?
—Aclarar que el cambio de rumbo no se ha dado, sí se ha votado por el cambio de rumbo. De aquí en adelante mi principal preocupación es la economía porque aquí la situación venezolana está destruida. (...) Y ahora lo que ha hecho Maduro es agravar la crisis que ya pintaba mal. Si algo define a Maduro es su incapacidad y su incompetencia. Maduro la jugó muy mal; en lugar de dedicarse a ser estadista se radicalizó, y mira los resultados: los peores indicadores de la historia. Sin embargo, la principal preocupación no es Nicolás Maduro, él es sólo parte del problema. El voto duro de Maduro es sólo el 20%, y el 18% adicional que logró el domingo pasado tuvo que ver con el miedo. Más que asistencialismo fue: “Si tú no votas por mí, este beneficio lo vas a perder”. Sí vamos a realizar el cambio de rumbo, la gente votó por el cambio. Yo he dicho que tomaremos las cosas con madurez, serenidad y transparencia.

—¿Cree que el oficialismo está digiriendo bien la derrota sufrida en los comicios?
—Vamos a observar cómo se desarrolla la resaca de la derrota oficialista. Ese voto fue un voto castigo, pero también quiere decir que ese modelo usado no sirve. Yo acabo de hablar con el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, le decía que el gobierno chavista debía digerir la derrota. No es una derrota del pueblo sino de una cúpula. El pueblo no ha sido el derrotado. El cambio que proponemos es incluyente, no alimenta la polarización. Preocupa más bien que Nicolás Maduro no haya hablado después de los resultados, como se esperaba de un estadista. El gobierno debió salir a anunciar que va a tomar acciones, que va a dialogar, a buscar puntos en común. Lamentablemente, el gobierno no dio esas señales. El domingo, el gobierno parecía que quería agravar la crisis.

—¿Habrá un enfrentamiento permanente entre el Ejecutivo y la nueva Asamblea de mayoría opositora?
—Yo no veo que una confrontación de poderes pueda mantenerse en el tiempo. Si Maduro se dedica a eso, lo que va a hacer es acelerar el término de su mandato. La radicalización del gobierno es acelerar un desenlace, y me refiero a un cambio de mando.

—¿Bajo qué mecanismo?
—Con cualquiera de los dispositivos constitucionales: proceso revocatorio, enmienda constitucional, constituyente. Hay varios que podremos usar si la situación se presenta.

—¿Van a desmantelar el aparato montado por el gobierno chavista?
—No será una Asamblea revanchista, no la necesitamos. Sí una defensora de la Justicia de la institucionalidad. La Asamblea Legislativa buscará legislar y aprobar los recursos para la reactivación económica. ¿Qué es más importante: comprar tanques de guerra o la educación?, ¿comprar aviones Sukhoi o medicinas? Esa es mi aspiración. No soy diputado, pero espero que la Asamblea sea un factor de sensatez, de racionalidad.

—Este ánimo de revancha sí está presente en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
—Pero es un sector muy pequeño…

—Lo cual indica que hay diferencias en el interior de la oposición.
—Sí, hay diferencias, pero ¿quién es mayoría en la oposición? Dime, ¿quién es mayoría?

—Su partido, Primero Justicia.  
—Sí, la representamos nosotros. Yo no tengo problemas con el ego. El domingo ganó nuestra política. Mira, yo tengo dos años aguantando mierda. Han dicho que no tengo cojones, que soy un cobarde. Y lo que pasa es que yo estoy construyendo una mayoría que pueda ganar en los barrios porque hay una oposición que solamente le habla a un extracto social y que no sale de allí, pero Venezuela es un país que vive en los sectores populares. Hay una señora que siempre habla del “régimen”. Quiero decirte que esa política no va, no se va a permitir que los sectores radicales en la MUD se impongan. Vamos a definir una agenda de trabajo para la nueva Asamblea.

—¿No le reconoce méritos al chavismo, predominante por tantos años en su país?
—La gran bandera de Hugo Chávez fue la lucha contra la pobreza, contra la desigualdad, el reconocimiento de la pobreza. Le reconozco el mérito de colocar el debate de la pobreza en primer lugar, pero no es suficiente decir que la pobreza es un problema. Hay que resolverlo. Chávez llegó a bajar los niveles  de la pobreza producto de la bonanza petrolera, lo dicen los indicadores económicos. Sin embargo, se acabó la mayor prosperidad petrolera que tuvo el país y ahora estamos en ruinas, todo eso se perdió, se esfumó. Todo el esfuerzo se desvaneció. Es increíble que Venezuela haya tenido un ingreso millonario por el petróleo y que ahora veas a la gente haciendo colas todas las mañanas. Las reservas internacionales están en su punto bajo y el barril de petróleo está en el punto más bajo de la historia, la situación es explosiva. El gasto público alcanzó el año pasado 60 mil millones de dólares. En la campaña electoral en la que yo enfrenté a Hugo Chávez, éste  gastó 12 mil millones de dólares. Para ganar esa elección botaron la casa por la ventana.

—Usted dijo que con esta nueva mayoría ya no se regalará petróleo. ¿Otros programas del chavismo se cancelarán?
—Esa es la ley candado, la del petróleo regalado. Se acabó la diplomacia petrolera. ¿Regalar petróleo en la crisis que vive Venezuela?, imagínate. No tenemos medicinas y estamos regalando petróleo. El espíritu del domingo es social, reivindicativo. Nosotros con la nueva Asamblea Nacional vamos a exigir que todo venezolano a cierta edad reciba su pensión. No desapareceremos la pensión de protección. Misión Vivienda, ¿se lo vamos a quitar? No, le vamos a dar su título de propiedad, incluso al más chavista se lo vamos a dar porque tiene derecho a su tierra.

—¿Cuál será entonces el objetivo de la MUD el siguiente año?
—El objetivo es el cambio político, la oposición quiere alcanzar el poder democráticamente. La nueva Asamblea Nacional es darnos la oportunidad de tener un gobierno de unidad nacional. Con Maduro no es posible. Tuvo la ocasión de ser estadista, en lugar de elevarse se sumergió. Yo me pongo al servicio de la Asamblea.

—Los ciudadanos que dejaron de votar por el chavismo esperarán que la oposición resuelva pronto sus problemas más radicales. Así como le dieron su voto se lo pueden quitar.
—Va a quedar claro que si el gobierno tranca no será por nosotros. Y si es así el pueblo se dará cuenta de que debe cambiar de gobierno. Quiere decir que los que votaron el domingo van a exigir que haya un cambio político. No hay forma de decirles a los ciudadanos que se debe esperar. n

(Entrevista publicada en http://larepublica.pe)

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Henrique Capriles
  • Venezuela
  • Nicolás Maduro