ECONOMIA QUE HARAN CON EL BODEN

Advierten que sería caro renegociar los vencimientos de 2015

El Gobierno tendrá dos alternativas si elige no pagar con reservas: un canje forzoso, imponiendo condiciones, o negociando.

Una reestructuración del Boden 2015 podría ser muy cara para el Gobierno según estimaron analistas del mercado luego de que el ministro de Economía, Axel Kicillof, dijera –un día después del acuerdo con el Club de París y luego de la última rueda del mercado el viernes– que el Gobierno no descarta renegociar ese bono, uno de los más operados en la bolsa, por el de vencimiento más cercano con pago en efectivo de dólares.
Desde el punto de vista de las cuentas nacionales, la idea de cancelar el pago de ese instrumento implica una fuerte erogación, de unos US$ 5.800 millones en octubre del próximo año, tan sólo veinte días antes de las elecciones presidenciales, y deben sumarse a los US$ 500 millones que se prometieron cancelar con el Club de París correspondientes a la segunda cuota.

Freddy Vieytes, magíster en Finanzas de la UTDT, señaló que existen dos formas de hacer una reestructuración de un bono: “Una es hacerlo en forma forzosa, en la que el emisor determina las condiciones del nuevo instrumento por el que decide reemplazarlo. La otra forma, más usual, es que este tipo de operaciones se haga en forma voluntaria”.

Esta segunda opción implica que el Estado deberá hacer una oferta que resulte atractiva a los inversores, para que realmente consideren conveniente acceder a su propuesta, y para que dejen de lado un bono que están por cobrar en dólares dentro de poco tiempo, “seguramente la tasa que pedirán será elevada”.

Aun así, la carga del pago recaerá en el próximo gobierno, apuntó Vieytes.

Para Maximiliano Castillo Carrillo, de la consultora ACM, las condiciones de tasa no pueden ser pasadas por alto: “Hay que recordar que la provincia de Buenos Aires no puede salir hoy al mercado porque le piden una tasa de 12%”.

Al cierre de la semana, el instrumento que pone en aprietos los números del ministro rindió entre 11 y 13% anual en dólares –dependiendo de que se tome como referencia el dólar contado con liquidación o el blue–, una tasa alta en comparación con el resto de los instrumentos que cotizan en Bolsa.

Bajas. Operadores del mercado señalaron que posiblemente la afirmación de Kicillof de que “los instrumentos no son ni de derecha ni de izquierda” sorprendió a inversores y no descartan que se registren ventas del bono a partir del lunes.

Por otra parte, si bien las sociedades de bolsa señalan que los precios de los activos financieros locales descontaban un acuerdo con el Club de París, asesores de finanzas señalaron a PERFIL que los inversores deberían tener una mayor cautela ante un eventual fallo en contra del país en el juicio por los holdouts. Pese a esto, el economista Marcelo Blanco aseguró que podría registrarse una baja en el precio de los bonos, “pero sería algo momentáneo” que se puede recuperar.



Redacción de Perfil.com