ECONOMIA INNOVACION EN EL CAMPO

Ahora, también la compra-venta de granos será digital

Monsanto incorporó la firma electrónica para sus contratos, a través de un sitio en la web. Requerirá una tarjeta y una ‘Pos’.

PERFIL COMPLETO

La producción de commodities no sólo se ha complejizado a lo largo de los años ante el tratamiento diferencial que implica producir hoy con nuevas tecnologías antes impensadas, sino también por cómo han ido cambiando el ambiente y el clima. Si eso fuera poco, a los agricultores se les suma el papeleo, toda la burocracia de presentaciones que implica llevar adelante una transacción comercial.

Justamente pensando en liberar un poco la cabeza del productor para que enfoque su negocio en aumentar su productividad y en la búsqueda de simplificarle los procesos, esta semana Monsanto anunció que la empresa adhirió al sistema Confirma para la firma digital de sus contratos de canje. La primera empresa proveedora de insumos para el agro va a utilizar este servicio, que ya se encuentra vigente en el país desde hace 12 años, luego de haber sido desarrollado por las seis Bolsas operadoras del granos: Bahía Blanca, Rosario, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, para la firma digital de los contratos de compraventa de granos.

Se trata de un servicio que permite a las empresas y a los productores acceder a un sitio de internet donde pueden instrumentar, firmar y registrar electrónicamente los contratos de compraventa de granos que hasta el presente se formalizan en papel y que pueden tener demoras de hasta treinta días, pudiendo ahora cumplimentarse en apenas 15 minutos.

Para adherirse, los productores que se suscriban al sistema contarán con una tarjeta magnética inteligente, que contendrá la clave privada del usuario, necesaria para generar la firma digital, y un dispositivo lectograbador (como las terminales de tarjetas de crédito) que se conecta a la computadora. Monsanto ya entregó estos dispositivos a todos sus Centros de Servicios. Los certificados digitales, necesarios para utilizar la firma digital, son emitidos bajo la Verisign Trust Network, firma líder mundial en la materia.

“La ventaja de este nuevo servicio que Monsanto ofrece y promueve es que es significativamente más ágil, más eficiente y más seguro; es una forma de ayudar a nuestros clientes a simplificar la forma en que hacen negocios”, destacó Luiz Beling, presidente de la compañía, quien explicó que este lanzamiento se enmarca en la estrategia que la compañía está implementado a través del Servicio Orientado al Cliente, que tiene el objetivo de acercarse cada vez más al productor y ofrecerle soluciones que le faciliten el manejo de su empresa y crecer tanto en rendimientos como en rentabilidad.

La adhesión a este sistema permitirá reducir considerablemente los tiempos del proceso de firma de los contratos y agilizará toda la operatoria comercial.

Una de las principales mejoras es que posibilitará contar con información sobre el estado de los contratos en tiempo real, al tiempo que reducirá significativamente los costos operativos gracias a la sustitución de papel por soportes electrónicos.

Por su parte, Javier Cervio, subdirector ejecutivo de la Bolsa de Comercio de Rosario,  y Fernando Ravazzini, gerente de Administración y Finanzas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, destacaron la seguridad del sistema, ya que el mismo “disminuye el riesgo de maniobras fraudulentas, permite controlar a las personas físicas que firman digitalmente los contratos en representación de las empresas, valida la información contenida en los Certificados Digitales necesarios para la utilización de la firma digital y asegura la integridad de los contratos firmados”.

Finalmente, Gabriel Calcagno, director de Finanzas de Monsanto, anticipó que esta medida es “el primer paso hacia la futura etapa próxima a implementarse: los e-canjes; una aplicación de internet que le permitirá al cliente solicitar cupos, ver movimientos y saldo de la cuenta corriente en granos, hacer seguimiento de todos los documentos relacionados con los canjes e imprimir dichos documentos”.



María Lorena Rodríguez