ECONOMIA EL CENTRAL POR AHORA NO LO FRENA

Al borde de los $ 15, el dólar suma presión al costo de vida

Foto:Infografía: S.U.

En pleno debate por los precios y con las paritarias a la vuelta de la esquina, el dólar tocó otro pico desde que se levantó el cepo y cerró ayer al borde de los $ 15. El sector privado, que en los últimos meses de 2015 tenía una expectativa de tipo de cambio en este nivel y por lo tanto se cubrió a través de remarcaciones, podría entrar en una segunda ronda de subas complicando el panorama inflacionario si la tendencia se mantiene, advierten especialistas consultados por PERFIL.
La semana corta arrojó un dólar a $ 14,90 en las pizarras, marcando una suba de 35 centavos con respecto al vienes anterior, pero que muestra una avance de 11% desde la semana posterior al levantamiento del cepo cambiario en diciembre pasado.
“Si la tendencia de suba de dólar se mantiene la semana próxima, se espera que el Banco Central intervenga en el mercado”, apuntó Aldo Pignanelli, ex presidente del BCRA, hoy en las filas del massismo, quien agregó que “cuando hay metas de inflación como ahora, tiene que haber una banda de tipo de cambio determinada para que se pueda llegar al objetivo”, con relación al programa anunciado por el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay. Pero una acción de este tipo, iría en contra del nivel de reservas de la entidad presidida por Federico Sturzenegger.

Para el economista, en caso de que la cotización de la divisa avance, “comenzará una nueva etapa de remarcación de precios, ya que muchos sectores buscan tener una cobertura ante la suba del tipo de cambio inmediatamente”.
Con una devaluación que había sido descontada por diversos sectores el año pasado, el pasaje de los valores de los últimos días de diciembre en torno a los $ 13,50 hasta el valor actual muy cerca de los $ 15, ya está contemplada en los precios actuales. “Hay que tener presente que si el tipo de cambio oficial avanza, el traslado a precios no debería ser de la misma proporción, sino menor”, dijo a PERFIL Andrés Edelstein, socio de PricewaterhouseCoopers (PWC), quien destacó que “es central la expectativa de inflación para un primer semestre en el que se esperan correcciones y recién podrían verse resultados en la segunda parte del año, en donde sería deseable además, una reforma tributaria”.
Por el momento, en la rueda de ayer el Banco Central no intervino, y en la entidad no hicieron declaraciones sobre la posibilidad de que eso suceda en el futuro. El nivel de reservas tampoco facilitaría que la autoridad monetaria se embarque en una política de fuerte intervención para contener al dólar.
“Las reservas mostraron una baja si se descuentan los US$ 5 mil millones del acuerdo con los bancos. De los US$ 25.080 millones que dejó la gestión anterior, ayer informaron US$ 24.657 millones, sujeto a ajustes sin contar el acuerdo con los bancos que rige hasta noviembre”, remarcó Pignanelli.



Paola Quain