ECONOMIA TRAS LA ENTRADA EN DEFAULT

Analiza Economía cómo frenar los reclamos de más acreedores

Podrían exigirle al Gobierno hasta US$ 28 mil millones por la “aceleración” de deuda impaga. Negocian bancos con buitres.

Foto:Cedoc Perfil

Días después que venciera la fecha límite para llegar a un acuerdo con los fondos buitre, continúan las reuniones para resolver la situación “sin precedentes”, según las palabras del ministro de Economía Axel Kicillof, en la que se encuentra la Argentina con relación a sus acreedores de deuda.
Los encuentros se llevan adelante en simultáneo en los Estados Unidos y también en el territorio nacional. Mientras los bancos extranjeros que estaban la semana pasada en tratativas para comprar la deuda en default permanencen evaluando vías de posible resolución, en Buenos Aires, abogados y analistas del Gobierno estudian la manera de llegar a una solución antes de que el escenario se complique aún más con reclamos mucho más cuantiosos.
Se trata específicamente de la posibilidad de que se active la cláusula llamada “cross default” por la que se teme que se aceleren los pagos de los bonos Discount o Par. Esto tendría lugar en la medida en que se reúna el 25% de una serie.
Cabe señalar que si se reúne el 25% de los tenedores de bonos de una serie, pueden reclamar el cobro del 100% del valor residual del título público. Si eso sucede, a partir de entonces la Argentina tendría dos meses luego para frenar esa aceleración, pero debería convocar al 50% de los tenedores o bien debería pagar el papel en default, es decir los Discount que vencieron originalmente el 30 de junio.
La cifra estimada que podrían ser reclamada por esta vía alcanzaría los US$ 28 mil millones –sumando los títulos emitidos bajo ley de Nueva York y la inglesa, ya que los de legislación local se seguirían pagando– . “Hasta el momento no se observó una estrategia oficial para abordar este tema. El viernes el juez Thomas Griesa mencionó en dos oportunidades que sería necesaria una Ley de Quiebras al estilo Detroit”, apuntó Marcelo Etchebarne, asesor de fondos de inversión internacional. Otra fuente consultada por este medio agregó que una aceleración del pago puede obligar a renegociar también los canjes de 2005 y 2010 y que si bien hoy el endeudamiento es muy bajo con respecto al PBI, es una ventaja que se podría perder.

Denuncia. Por el momento, el Gobierno trabaja en una presentación para que se investiguen posibles delitos económicos o financieros por el uso de información privilegiada sobre el litigio con los fondos buitre para ser presentada ante la Securities and Exchange Comission (SEC), según informó Télam.
La presentación que elaboran este fin de semana entre el Ministerio de Economía y la Comisión Nacional de Valores (CNV), apunta a “una posible irregularidad en el uso de unos productos financieros que se llaman credit default swaps (CDS), que son productos muy complejos que fueron uno de los que estuvieron en tela de juicio en la crisis que se originó en Estados Unidos en 2008, y son los seguros de default”, de acuerdo con Alejandro Vanoli, presidente de la CNV que agregó que “el ministerio informó ayer que tenedores de estos seguros los cobrarían si se declara a Argentina en default, serían los fondos buitre y por eso estarían llevando al país al default para cobrar los beneficios del juicio y los seguros”.



Paola Quain