ECONOMIA ‘MACRIECONOMIA’ HETERODOXA

Analizan bajar más la tasa para apurar la reactivación

En el equipo económico creen que con menos inflación podrán reducir los intereses. Buscan que la economía crezca desde marzo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Prensa Ministerio de economia
Un informe de la Fundación Mediterránea lo puso en términos de emoticones, una rareza para los economistas: graficó con caras tristes las medidas que en el corto plazo son agrias, pero que generarían, según su visión, caras alegres en el mediano plazo. Así, la salida del cepo puede ser traumática en el corto plazo en precios, pero positiva a mediano en crecimiento económico. O así puede leerse también cómo habría una buena recepción rápida de los cambios en ganancias, aunque un impacto negativo de corto en inflación de la quita de subsidios, con una mejora de largo plazo.
Más allá de los emojis, el Gobierno quiere apurar la vuelta del crecimiento económico. Según había dicho Alfonso Prat-Gay, el ministro de Hacienda y Finanzas, la economía estará creciendo con fuerza en el segundo semestre de 2016. Pero ahora los planes serían intentar que hubiera una reacción lo antes posible, con la idea de que el rebote pueda arrancar, de ser posible, poco después de marzo, con las paritarias.
Así lo aseguró un integrante del equipo económico a PERFIL. “El primer paso ya se dio y los resultados han sido muy satisfactorios, como fue levantar el cepo cambiario. No había manera de generar condiciones de crecimiento con el cepo. Ahora se está trabajando en varios frentes más para que mismo a partir de enero haya condiciones de mejora paulatina de la actividad económica”, enfatizó el funcionario. Uno de los puntos centrales que se promoverían hacia principios o mediados de enero es un descenso progresivo de las tasas de interés que fija el Banco Central.
“Hay que empezar a trabajar con una perspectiva de menor inflación y eso debe ser también acompañado con un nivel de tasa más bajo”, puntualizó. El martes pasado, de hecho, las tasas bajaron de 38 a 36%, en una medida inesperada por el mercado.
De allí es que en el transcurso de esta próxima semana corta y de la siguiente se van a suceder una serie de reuniones entre los equipos técnicos de Hacienda y del Banco Central para comenzar el año 2016 con un proyección oficial de inflación más baja y también un descenso en las tasas.

Luis Di Lorenzo