ECONOMIA EL CREDITO EXTERNO, CLAVE PARA CAMBIEMOS

Anticiparían emisiones de deuda para evitar sorpresas por Trump

En Hacienda analizarán en los próximos 60 días oportunidades para cerrar más financiamiento de lo previsto. Creen que podría haber condiciones más caras una vez que asuma el excéntrico republicano.

El triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos prendió las luces de alerta dentro del equipo económico y en estos últimos días se sucedieron distintas reuniones para evaluar la situación de cara al futuro. De allí que, teniendo en cuenta un panorama más complicado en los mercados, en el Ejecutivo se está analizando adelantar operaciones de deuda de aquí hasta principios de 2017, antes de que el 20 de enero el flamante mandatario electo tome las riendas del país.

Tanto en el Ministerio de Hacienda como en el mercado admitieron que tras el resulado eleccionario del martes, en el Gobierno se abocaron a la evaluación de las posibilidades de continuar con el programa de financiamiento tal como estaba previsto. Con el foco en una reducción gradual del déficit fiscal, el crédito externo es clave.

“Está claro que ahora empieza a cambiar el horizonte. Creemos que lo más probable es que se haya terminado el período de tasas casi nulas de la Fed y que en Estados Unidos a partir de que asuma Trump van a subir paulatinamente las tasas de interés”, fue el comentario puntual de uno de los integrantes de gabinete económico consultado por PERFIL. Otro referente económico de Cambiemos, en tanto, se lamentaba: “Para mí Alfonso debería haber tomado más deuda mientras pudo, o se puede hacer política pensando que siempre habrá escenarios favorables”, recriminaba.

Hace dos semanas exactamente la Fed dejó la tasa sin cambios, es decir entre 0,25 y 0,50% anual, pero se descuenta que la subirá desde diciembre, aunque luego de la llegada de Trump al poder, todo es una incógnita.

“Sin dudas que la tasa va aumentar y por eso hay que empezar a tomar recaudos”, se limitó a comentar el mismo funcionario. Allegados al ministro de Hacienda, apuntan que no habrá colocaciones antes de fin de año, porque es una etapa de poca actividad. Con lo cual, habría que esperar un inicio de 2017 más movido en los mercados, si hay una “ventana” de oportunidad.

La posibilidad de adelantar financiamiento estará sujeta a lo que pase en los próximos 60 días en los mercados, que sin dudas, el efecto Trump no cayó muy bien”, resaltó el funcionario con acceso a la conducción económica.

Verano caliente. “Aún no hay un monto determinado, pero es factible que se pueda hacer en el comienzo de 2017 alrededor de un 15% más de lo que se podría tener previsto para ese momento”, comentó otro asesor del gabinete económico.  La estimación original es que harían falta unos US$ 10 mil millones en colocaciones externas para cerrar las cuentas del Tesoro.

La Argentina ya ha efectuado, en diversos momentos, adelantos de colocación de deuda para asegurarse tasas y mejores condiciones. Esa fue una alternativa muy utilizada desde mediados hasta fines de la década de los 90.

Fondeo interno. Por eso, otra alternativa inmediata que se empezó a instrumentar es recurrir, como hizo el kircherismo cuando tenía cerrado el acceso al mercado, el autofinanciamiento, es decir, que Tesorería tomará recursos disponibles de organismos públicos.

Y ya hubo un hecho concreto en ese sentido, porque anteayer Hacienda emitió una nueva Letra para ser captada por el Banco Nación por un monto de 25 mil millones de pesos. “Es muy factible que este tipo de operaciones pueda seguir en el transcurso de los próximos días”, resaltaron en Hacienda, donde se palpita día a día la nueva economía post Trump.