ECONOMIA 'PAPERS' DEL GOBIERNO

Así se forman los militantes K que controlarán precios

La reeducación de los flamantes sabuesos incluye textos sobre por qué, según ellos, aumenta el costo de vida. Los materiales de La Cámpora y el Movimiento Evita.

Foto:Cedoc

Para poner a los flamantes inspectores de precios en las calles, el Gobierno propone llevar adelante una "reeducación" sobre cuáles son las causas de la inflación y cómo es posible atacarla.

Según se analizó en la reunión del viernes en la Secretaría de Comercio Interior entre Guillermo Moreno y supermercadistas y comerciantes, el “adoctrinamiento” al que ahora también están invitados organizaciones sociales, de jubilados y partidos de la oposición incluirá capacitación a cargo de la Confederación General Económica (CGE), que dirige el productor agropecuario Ider Peretti, pero también desde La Cámpora o el Movimiento Evita, entre otras organizaciones.

Moreno apuntó a “la oligarquía” del campo “que tiene una rentabilidad extraordinaria” y al sector financiero, que desembolsa hasta el 80% de su cartera para financiar el consumo. “Se va a apuntar a que la opinión pública descubra cuál fue el rol que cumplieron. Será una ofensiva muy fuerte de esclarecimiento, de capacitación”, aseguró uno de los asistentes, el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich.

En medio de un reconocimiento de que la inflación –como las brujas– existe, un informe del Centro de Estudios Políticos de La Cámpora sobre acuerdos de precios los define como “una de las pocas políticas económicas que permiten reducir la inflación preservando el crecimiento, el empleo y la distribución del ingreso”.

El documento detalla que los acuerdos “se encadenan con las paritarias en curso” y estima que los meses de congelamiento deberían permitir una negociación de aumentos salariales nominales más bajos. Y explicita que existe un “20% que induce el Gobierno Nacional” frente al 30% que reclamaban algunas centrales, concluyendo que el traslado a precios de los empresarios de las paritarias debería ser menor –bajo un fuerte control del Estado– para desacelerar la rueda inflacionaria año a año.

En tanto, el Movimiento Evita (ME), que dirigen el ex canciller Jorge Taiana y Emilio Pérsico, difundió entre sus militantes un folleto en el que recomienda “no comprar aquello que sube mucho” y suma explicaciones como que “el aumento de precios es la manera más fácil que tienen las empresas de ganar dinero sin invertir ni correr riesgos”, mientras que descarta los argumentos de suba del gasto público o emisión monetaria como generadores de inflación.

El panfleto de la Mesa de Economía del ME que coordinan Martín Navarro, Ariel Geandet y Ezequiel Barbenza ahonda en causas estructurales de la inflación, como las subas de precios de “las grandes empresas de alimentos”, el aumento de los cereales –que repercute en los animales por el engorde– y la sojización, que desplazó a productores de leche y carne. “Cristina busca todo el tiempo cambiar esta situación”, asegura el Movimiento Evita, que enumera entre las medidas tomadas para combatir la inflación los camiones de carne, pescados o frutas para todos, los súper con valores del Mercado Central, el congelamiento de precios en supermercados y electrodomésticos, subsidios a luz y agua y garrafa social.

Entre otros argumentos, que algunos funcionarios denostan o ignoran, el ME recuerda la concentración del 80% del mercado lácteo en dos empresas y el poder de las empresas monopólicas.



Patricia Valli