ECONOMIA TRAS LIQUIDAR BONOS EN DOLARES

Bossio quiere vender acciones de empresas y choca con Kicillof

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
El ministro de Economía, Axel Kicillof, tiene ahora  un nuevo frente de conflicto interno. Tras cargarse al ex presidente del Banco Central Juan Carlos Fábrega, ahora tiene una serie de cortocircuitos con el titular de la Anses, Diego Bossio. En el centro del debate habría desencuentros por las estrategias frente a la necesidad de conseguir dólares.
El punto central sería que, si fuera por Bossio, restringiría la venta de bonos en dólares de la cartera del organismo previsional como mecanismo para evitar la fuga de divisas del país o del mismo del Estado argentino.
Hubo en la última semana conversaciones entre ambos funcionarios con tono duro, para sorpresa de muchos. Más allá del encontronazo, en los últimos tiempos Kicillof ha acrecentado su poderío político dentro del Poder Ejecutivo. Bossio se postula para gobernar la provincia de Buenos Aires en la etapa poscristinista del proyecto K.
Las discusiones evolucionan porque, según trascendió, Bossio preferiría que, en tren de vender activos —o joyas de la abuela para hacerse de divisas— estas provinieran de la liquidación de acciones de empresas privadas que la Anses tiene en sus manos, heredadas de la cartera de inversiones de las ex AFJP. “Pero Kicillof no quiere desprenderse de las acciones; Axel considera fundamental que el Estado tenga presencia en las empresas privadas, algo que para Bossio ya es secundario”, resaltó una fuente de la cartera económica.
A Bossio le gustaría desprenderse de una parte de las acciones en las empresas donde el Estado tiene mayores cantidades de acciones.
En la página oficial de la Anses figura que el Estado tiene 30,97% del Banco Macro; el 26,96% de San Miguel S.A: 26,63% de Gas Natural Ban; 24,88% de Consultatio;  26,81% de Edenor; 26,12% de Distribuidora Gas Cuyano; y el 26,12% de Siderar, del grupo Techint.
“Bossio quiere vender una parte de esas acciones sin que el Estado pierda presencia, pero Kicillof se resiste”, afirman en la Anses. Hay quienes sostienen que Bossio habría tratado de convencer de esa movida a la presidenta, y que lógicamente Kicillof busca todos los medios para frenarlo”, aseguró la misma fuente de la Anses.
Por eso es que la relación entre ambos se ha tensado más que nunca, y por ahora viene ganando claramente el Ministro de Economía, aunque, como dijo un funcionario de carrera del Palacio de Hacienda, “en la situación que está el país no hay que descartar nada y todo puede pasar”

Luis Di Lorenzo