ECONOMIA NO LLEGA EL REBOTE

‘Brotes negros’ en octubre: caen los despachos de cemento y baja 10% la venta en supermercados

.

SIN PISO. El retroceso del consumo aún no toca fondo. ¿Será 2017?
SIN PISO. El retroceso del consumo aún no toca fondo. ¿Será 2017? Foto:CEDOC PERFIL
Los primeros indicadores de octubre no alientan la teoría de los “brotes verdes” de la economía. El consumo en los supermercados se mantuvo con una caída de diez puntos en volumen, según anticiparon fuentes del sector. Y los despachos de cemento portland, que preanuncian los movimientos de la construcción y obra pública, cayeron 17,7% el mes pasado en la comparación interanual y también bajaron contra el mes anterior un 7%.

“Como fracaso, octubre ha sido un éxito”, sostuvo un representante del sector supermercadista. La baja del consumo, además, está acompañada por una mayor participación de segundas marcas. “Pasó la incertidumbre por tarifas que se sumó a la pérdida de poder adquisitivo y de puestos de trabajo en lo que va del año. Esperábamos que la caída tocara un piso pero no se dio”, reconocieron en el sector comercial. “Ahora se hacen compras más chicas para no generar stocks dentro de un hogar. Antes quizás siempre se compraban tres paquetes de fideos por compra pero ahora el consumidor no acumula”, recapituló la fuente sobre el comportamiento en los supermercados. En línea con los informes de las consultoras de consumo, que marcan un crecimiento de segundas marcas, en el sector remarcaron que en el año “se duplicó el consumo de fideos y arroces de las marcas más baratas”. La consultora FIEL registró ayer la pérdida de poder adquisitivo frente a la inflación. La canasta básica alimentaria que mide el límite de indigencia (para una familia tipo, de cuatro personas) aumentó 43% contra octubre de 2015. Así, se necesitan $ 5.125 para no ser indigente. En el caso de la canasta básica total, que mide el límite para no caer en la pobreza, se necesitan ingresos por $ 11.703, un 47% más que frente al mismo mes del año anterior.

Según un informe de Economía y Regiones, “es muy difícil que la economía deje de caer en 2016. Aunque sí, probablemente haya una suavización en el ritmo de caída”, aunque admite que esto estará apalancado por el gasto fiscal y la obra pública. En ese marco, los datos por el lado de la construcción todavía no son alentadores: según la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, en octubre las entregas no llegaron a un millón de toneladas, un 17,7% menos interanual. En la comparación con septiembre la baja fue de 7%. La ilusión del cambio de tendencia en la recesión había llegado en agosto con una suba del 6,7%. La caída acumulada en el año llegó a 13,1%.