ECONOMIA POLEMICA POR IMPORTACIONES

Cabrera: “El paro es político, porque hay creación de empleo”

El martes, la CGT y sectores industriales sensibles marcharán al Ministerio de Producción con un pedido para que se frenen las importaciones y se reactive el mercado interno, una marcha que para el ministro de Producción, Francisco Cabrera, es “política”.

APERTURA. Aparenta más de lo que entra, dice.
APERTURA. Aparenta más de lo que entra, dice. Foto:cedoc

Desde Mendoza

El martes, la CGT y sectores industriales sensibles marcharán al Ministerio de Producción con un pedido para que se frenen las importaciones y se reactive el mercado interno, una marcha que para el ministro de Producción, Francisco Cabrera, es “política”. “La movilización es algo circunstancial que tiene más que ver con la política. El 2016 fue un año duro y pese a eso el sector sindical acompañó al Gobierno”, evaluó Cabrera desde su Mendoza natal, donde participó de un foro de inversiones.

“Esto es político, porque hay creación de empleo, aumenta el consumo y aumentan las inversiones. La movilización tiene que ver con que se inicia el año electoral”, agregó.

No todos los sectores acompañan la perspectiva de crecimiento que maneja el Gobierno. “Hay 3.550 trabajadores con vacaciones forzadas. Hay 3.600 suspendidos y 1.500 despidos, en un gremio con 40 mil afiliados. Si el Gobierno no toma medidas urgentes, corremos el riesgo de que este desastre se agrave”, señaló Hugo Benítez, secretario general de la Asociación Obrera Textil (AOT), que participará de la marcha del martes. En el sector de calzado denunciaron una suba del 62% de las importaciones en los primeros 45 días del año.

Para Cabrera, las compras al exterior de productos masivos “están por debajo del consumo aparente”. Mientras que las importaciones cayeron 7% el año pasado, las de bienes de consumo crecieron 9,1% según el Indec.

Junto al titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, Cabrera sostuvo que hubo una recuperación del empleo –20 mil puestos por mes según los datos del SIPA–, un repunte con base en la construcción, mientras que los sectores industriales están con suspensiones, despidos o vacaciones anticipadas, como en el caso automotor. Consultado sobre la disparidad en la recuperación, remarcó que “hubo pérdida de empleo industrial los últimos tres años” y estimó que el crecimiento de Brasil ayudará a estabilizar el sector.

 Pacto social. Cabrera, que participó de la visita oficial a España la semana pasada, volvió a destacar el acuerdo de Vaca Muerta como eje a seguir en otros sectores y anticipó que este mes se firmará en Córdoba el “Plan Un Millón”, donde reunirán a terminales, autopartistas y gremios para llevar la producción a un millón de unidades por año, con unos US$ 5 mil millones de inversión ya comprometidos por las terminales. “Las decisiones tienen que ver cada vez más con lo micro y la gestión y menos con los temas macro”, evaluó el ministro. Los gremios, explicó, entienden que el avance de la tecnología es inevitable, en un sector donde Smata y UOM tienen buena predisposición al acuerdo, según indicó. Y consideró que las suspensiones en plantas como Volkswagen o General Motors son coyunturales.

“Siempre hay una relación de compromiso entre apertura y cuidado del trabajo en una economía poco productiva y poco competitiva”, sentenció.