ECONOMIA ES PRIMO HERMANO DEL CONSTRUCTOR

Caputo, el goleador amateur que cerró trato con los buitres

El secretario de Finanzas que negoció con los holdouts ostentaperfil ultrabajo , salvo en los torneos del Newman. Tenis con Macri.

Foto:Cedoc Perfil
La historia económica lo recordará como el secretario de Finanzas que puso fin en tiempo récord la negociación de 14 años del denominado “Juicio del Siglo”, que tuvo como protagonistas a la Argentina y los fondos buitre, el ala más dura de la especulación financiera. Otros, sin embargo, se alegrarán de recuperar, una vez superada esta instancia, a un fanático del fútbol que se luce como goleador en las categorías superiores de su ex colegio, el Cardenal Newman.
Y es que después de un enero en el que Luis Caputo, el elegido por el Gobierno para resolver el regreso al mercado internacional de deuda, pasó más tiempo con el mediador Daniel Pollack que con su familia, en su entorno festejan y esperan que en los próximos meses su rutina recupere cierta normalidad.
Casado y padre de seis hijos, Caputo comparte la misma pasión por los números que por los deportes, donde “se toma las cosas con la misma seriedad”, cuentan sus amigos. Toto, como le dicen los más cercanos, es socio del Argentino de Tenis donde tiene un palco para poder disfrutar los torneos. Pasó tardes jugando al tenis con Mauricio Macri, acompañado de su primo hermano Nicolás Caputo, también egresado de la misma institución. Estiman que así, se pueden evitar cargadas entre el ex presidente de Boca Juniors y el secretario fanático de River.
“Juega a todo lo que tenga una pelota”, remarcan sus amigos respaldados en su de-sempeño en el torneo de fútbol 7 del colegio donde viste la casaca de su equipo Vélez. Varias veces fue elegido “figura de la fecha, y sus amigos aclaran que sucedió mucho antes de asumir el cargo, para despejar dudas sobre la categoría Super 35. También supo sumarse a numerosos partidos de rugby.
Caputo, quien espera que el Congreso avance y dé el visto bueno a la propuesta presentada ayer, para poder dar una vuelta de página en el conflicto con los buitres antes de cumplir 51 años en abril, podrá alcanzar su mayor éxito profesional después de una extensa trayectoria. Licenciado en Economía por la UBA y Profesor de Economía y Finanzas en el Posgrado de la UCA, fue jefe de Trading de América Latina para JP Morgan en Nueva York entre 1994 y 1998. Luego ocupó un cargo similar para Europa del Este y América Latina del Deutsche Bank en Londres hasta 2003.
A partir de ahí llegó al sillón de presidente del Deutsche Bank en Argentina hasta 2008, cuando creó Axis, una sociedad gerente de Fondos Comunes de Inversión.
En todos esos cargos, prefirió el perfil bajo y quienes lo conocen del mundo de las finanzas sólo destacan que su paso por Londres y numerosas visitas a otros países no lograron hacer de este deportista amateur un comensal gourmet. “Es un malcriado con las comidas, no le gusta nada y vive a milanesas con lechuga y pizza”, dicen los que confiesan algunas mañas del secretario de Finanzas.
“Le gusta quedarse con la ropa de los amigos”, lo escracha alguien que lo conoce desde su juventud. “Te la pide y nunca la devuelve”, agrega en su anónima venganza por una campera perdida.

Paola Quain