ECONOMIA DEFINICIONES JUNTO A ARANGUREN

Caputo se vuelve clave también en el armado del nuevo equipo de Energía

El amigo de Mauricio Macri es accionista en la segunda generadora eléctrica. Tendría poder de veto en las designaciones. Cómo será la pelea por el directorio de YPF.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Juan José Aranguren participó el jueves a la tarde del cierre de cursada en el Ceare, un centro de estudios de la UBA, donde los últimos dos años cursó la maestría en Energía. Fue apenas un stop en el vertiginoso raid que vive por estos días en la antesala de la definición de sus colaboradores en el flamante Ministerio de Energía y Minería. El ex titular de Shell tiene definido los nombres para llenar cargos sensibles de esa cartera. Pero la última palabra la tendrá la mesa chica que rodea a Mauricio Macri. Porque además de los apellidos que baraja Aranguren, en las últimas horas algunos empresarios con llegada al poder apadrinaron a sus propios candidatos.

Uno de ellos es Nicolás Caputo, íntimo amigo del presidente electo y su principal asesor, que es accionista minoritario de Sadesa, la segunda generadora de energía del país. Desde allí se interiorizó por la compleja situación del sector eléctrico (suele participar de las decisiones de Central Puerto, que opera dos centrales térmicas en Dock Sud), por lo que será una voz autorizada para avalar las próximas designaciones. De hecho, busca poner tropa propia en puestos clave de la cartera.

Otro hombre de negocios con acceso al seno del macrismo es Alejandro Macfarlane, propietario de Edelap, la distribuidora eléctrica de La Plata, y accionista de Camuzzi Gas, que mantiene excelente relación con varios alfiles de Cambiemos, entre los que figura, por ejemplo, Jorge Grecco, nuevo secretario de Comunicación Política.

Lo concreto, por estas horas, es la definición del organigrama del nuevo ministerio. El ingreso de Minería obligó a reformular la estructura original pensada por Aranguren. De las seis secretarías bosquejadas inicialmente se pasó a un esquema con cuatro: Planificación Energética, Combustibles, Energía y Minería, según indicaron a PERFIL allegados a la Fundación Pensar, centro de políticas públicas del PRO. Además, se crearán dos subsecretarías que reportarán directamente al ministro. La de Política Tarifaria, que estaría a cargo de Andrés Chambouleyron, un economista e ingeniero con un máster en Regulación de servicios públicos, quien jugará un rol clave en el redireccionamiento de la enorme masa de subsidios que recibe el sector eléctrico. Y con otro rol central quedará Sebastián Scheimberg, un ex colaborador de Daniel Montamat, secretario de Energía de Raúl Alfonsín, otro nombre que podría integrar el gabinete y que acaba de publicar Minería y desarrollo.

Estatal. Por otro lado, Aranguren confirmó ayer la continuidad de la configuración accionaria de YPF, la mayor compañía del país, que tiene un 51% en manos del Estado, (un 26% en la Nación, y un 25% de provincias petroleras). “En ningún momento se cuestionó mantener la composición accionaria de YPF, que seguirá como está y buscará ser más eficiente”, precisó en declaraciones a Radio Mitre. Evitó pronunciarse sobre el futuro de Miguel Galuccio, presidente de la petrolera reestatizada, con quien mantiene un trato cordial, aunque no de confianza.

La continuidad del ingeniero entrerriano estará atada a la auditoría prometida por Macri –con quien Galuccio forjó un buen vínculo durante la discusión con la Ley de Hidrocarburos– sobre los últimos tres años de la compañía. Lo más probable es que la decisión final se tome en abril, cuando la petrolera realice su asamblea anual.

Tampoco está claro cómo será la nueva conformación del directorio de YPF. Una vez en funciones, Macri podrá nombrar al reemplazante de Axel Kicillof, único director por la acciones Clase A del Estado. Así lo establece el protocolo de remoción previsto en el estatuto de la petrolera. Más incierta es la situación de los directores Clase D vinculados a La Cámpora que responden al ministro de Economía. En esa lista figuran Nicolás Arceo, vicepresidente de Administración y Finanzas; Juan Donini, la persona a cargo de Plan Gas; y Patricia Charbay, que jugó un rol clave durante los primeros meses de la gestión Kicillof y luego fue perdiendo terreno.

 

El futuro de las tarifas

“Lo que pagamos en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano es ridículo. Hay una discriminación de tarifas que perjudica a buena parte del país, y eso va en contra de un desarrollo sustentable de la economía”, señaló ayer el flamante ministro de Energía y Minería de la gestion de Mauricio Macri, Juan José Aranguren. En declaraciones a Radio Mitre, el ex titular de Shell añadió: “Necesitamos recuperar la racionalidad. Hemos vivido años con políticas que no eran más que un parche, donde se administraba el presente sin planificar el futuro”. En ese sentido advirtió que “hay que salir de la esquizofrenia de los últimos 12 años y avanzar en un camino que permita recuperar los marcos regulatorios, vigentes por ley, pero modificados en sede administrativa”. Además, dijo que se debe revertir la importación.



Nicolás Gandini