ECONOMIA REUNION EN OLIVOS

CFK a los industriales: “No den más aumentos de sueldos de lo que puedan”

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

En medio de un clima enrarecido por denuncias de aprietes, la presidenta Cristina Kirchner y casi su todo su equipo económico recibieron ayer a la cúpula de la Unión Industrial Argentina en Olivos, en un encuentro en el que se tendieron puentes y se habló de costos, precios, divisas, paritarias y competitividad.
Al encuentro asistieron el presidente de la entidad, Héctor Méndez, acompañado por los miembros del comité ejecutivo Juan Carlos Sacco, Cristiano Rattazzi, Luis Betnaza, José Urtubey, Guillermo Moretti y Daniel Funes de Rioja. La reunión, pedida hace dos semanas y confirmada el viernes por la noche, duró dos horas y media, pese a que ayer el diario Clarín había revelado de fuentes anónimas que el propio Méndez había tenido que vender acciones de una empresa constructora de la que participaba por presiones de la Casa Rosada (ver aparte).

Por el Gobierno estuvieron junto a la Presidenta el secretario general, Oscar Parrilli, quien saludó a Méndez y dio por terminado un cruce con él por lo que el ejecutivo explicó como “un malentendido”. También estuvieron los ministros Jorge Capitanich, Axel Kicillof, Débora Giorgi y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.
La Presidenta fue terminante en materia de sueldos. “No den más aumentos de los que puedan dar porque si hay traslados a precios no lo vamos a permitir”, les dijo la jefa de Estado según pudo reconstruir PERFIL entre los presentes. “Valoramos el diálogo del Gobierno con el sector industrial”, aseguró Urtubey.
Mientras tomaban café y agua, el salteño detalló que esperan una caída de la actividad de hasta 2% en el año y que el sector no remarca: explicó que mientras los costos treparon 22%, los precios subieron 12%. Además, los industriales pidieron ajuste por inflación y la revisión de la resolución 142 que pide ingreso de divisas por exportaciones en treinta días. En este punto, Funes de Rioja, referente de empresas alimenticias, hizo especial hincapié. Sacco, por su parte, se refirió a abusos en materia de seguros ambientales.

Más allá de las críticas que sueltan todos con grabadores apagados, la mayoría de los empresarios salió ayer feliz con la predisposición que exhibió desde lo discursivo la Presidenta, luego de que en la apertura de sesiones del Congreso hace una semana tuviera duros términos con el sector privado. “Hasta dos horas antes de irme estoy dispuesta a modificar lo que sea necesario”, los sedujo.



J. S.