ECONOMIA REGULACIONES FINANCIERAS

CNV complicó más a los negocios con granos en el Mercado a Término que a los precios

De unos 90 operadores activos que tenía el MATba, actualmente entre 10 y 15 no están en actividad por las disposiciones del organismo, lo que a su vez frenó transacciones.

PERFIL COMPLETO

Foto:Norberto Melone
“El Mercado a Término de Buenos Aires tuvo una caída fuerte en el nivel de actividades a mitad de año cuando entró en práctica la nueva Ley de Mercado de Capitales”, explicó Ricardo Valderrama, presidente de la entidad, en el tradicional brindis de fin de año de la institución. “Tuvimos problemas con algunos corredores que no sabíamos si terminarían inscribiéndose como agentes de la CNV o no. Por suerte, el mercado dejó alternativas para que algunos quedaran como agentes y otros como comitentes y hoy están volviendo todos esos jugadores al mercado”. Para Valderrama eso permitió que hoy esté casi recuperado el nivel de operaciones (25 millones de toneladas) respecto del año pasado, aunque el objetivo del MATba es superar la actividad de 2012, cuando llegaron a 34 millones de toneladas.
“A veces el mercado te enseña cosas y a veces te deforma la realidad”, dijo Valderrama a PERFIL al analizar que en años anteriores los productores no se cubrían y el mercado no paraba de subir. “Este año el mercado está inverso y muchos pensaron ‘para qué nos vamos a cubrir, si le ponemos un piso al precio estamos perdiendo dinero’; sin embargo el mercado se comportó distinto. Por eso es bueno ponerles una rentabilidad a los costos que uno invierte”, indicó Valderrama, quien también es corredor. Respecto de las herramientas, Valderrama indicó que “el productor podría haber utilizado más los ‘puts’ u opciones de venta, para ponerle un piso a la caída de precios, sobre todo por lo que pasó con la soja. De hecho, también hubo buenos picos para trigo y maíz que hoy ya no están”, manifestó.
Frente a las versiones de la última semana de que habría cambios en las cotizaciones del maíz, Valderrama indicó: “La gran producción norteamericana existe, y si la demanda no acompaña, a los precios les va a costar mucho subir, siempre que no haya cambios climáticos importantes”.
Respecto de los precios a futuro, Valderrama indicó: “Estamos hablando de producciones agrícolas muy dependientes del clima. Y el clima es impredecible. Si está todo bien es muy posible que tengamos precios estables, pero cualquier cambio puede hacerlos subir y hay que estar atentos”.

Maria Lorena Rodriguez