ECONOMIA ADRIAN WERTHEIN

“Con cualquiera que venga, salvo CFK, la posición es de apoyo al país”

El empresario del agro, las telecomunicaciones y las finanzas asegura que siempre hay que respaldar a los gobiernos de turno, aunque a futuro sólo hace una excepción: la vuelta de Cristina.

PERFIL COMPLETO

Modelo. Vidal, ante empresarios, se mostró como la vocera de la economía en la era Macri.
Modelo. Vidal, ante empresarios, se mostró como la vocera de la economía en la era Macri. Foto:GENTILEZA CICYP
Invitar a la mesa principal del último almuerzo del Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (Cicyp) a Carla Piccolomini, funcionaria estatal y esposa del ministro de Modernización Andrés Ibarra, fue sólo otro gesto para congraciar a su amiga María Eugenia Vidal, gobernadora bonaerense, el día en que ante 355 ejecutivos sacó chapa de ser la mejor vocera económica del modelo de Mauricio Macri. “Cada vez que vean una cloaca, sepan que se puede hacer porque volvimos al mundo y el Presidente se reúne con CEOs”, unió. Su anfitrión, Adrian Werthein, empresario del mundo del agro, las telecomunicaciones y las finanzas, asegura que siempre hay que respaldar a los gobiernos de turno, aunque a futuro sólo hace una excepción: la vuelta de Cristina.

—En el almuerzo del martes pasado, ¿no se les fue un poco la mano con el homenaje a Vidal, que incluyó un video como de fiesta?
—No, es un video que sólo retrata apariciones de ella. Y la principal es la que dice “yo voy a encarar las cosas de fondo sin pensar si voy a ser reelecta”. Le regalamos el video, pero la lectura es al revés. La dejamos pegada con su compromiso.

—¿Pero le pusieron “audaz se eleva”?
—Fue un gancho de marketing.  Y la verdad es que la piba es audaz. Las cosas que está haciendo en seguridad... conozco las amenazas que tiene y no las cuenta.

—No pareció casual que destacaron un tramo de una conferencia en el conflicto docente. ¿La batalla es con los gremios?
—¿Quién va a pensar que los docentes no tienen derecho a tener el sueldo que se merecen? Pero no se puede limitar sólo al tema del salario. Tenés que mirar cómo se capacitan. Todos los otros gobiernos arreglaron con los dirigentes. Ella quebró el espinazo de los últimos veinte años. Eso tiene un gran valor.

—¿Aspiran a esa pelea en otros sectores?
—Todos tenemos que adaptarnos a los tiempos que vienen. No sé qué empleos vamos a tener en los próximos años.

—En Brasil hay empresarios presos. ¿Hay algún aprendizaje?
—No viene por ese camino. Hay una contradicción. Tenemos un presidente como Macri y una situación institucional estabilizada. Brasil tiene una situación estabilizada y empresarios presos con denuncias obscenas por cosas que nunca escuché. Pero Brasil paga 320 basics points sobre la tasa internacional. Y nosotros pagamos 450 basics points sobre la tasa. Nosotros transmitimos una percepción de fragilidad en todo lo que tiene que ver con la administración pública, y esa fragilidad afecta al mundo de los negocios. Con cualquiera que venga, menos CFK que ya la probamos, la posición tiene que ser la misma, de respaldo a favor del país. Y esa apuesta si la hacés explícita, genera reacción adversa.

—Usted habló de una incipiente reactivación.
—Salieron datos de que hay algo de recuperación. Hay cosas que hay que hacer, como la reforma tributaria. El rumbo es correcto. Desapareció la corrupción sistémica. El Presidente estuvo en Japón y los japoneses no nos pidieron nada.

—¿Por qué no hay más inversión?
—Se están dando. En el almuerzo había varias mesas de pymes de todos los distritos. Y estos tipos están invirtiendo. En el sector agropecuario la inversión es enorme. Andá a comprar un tractor o una sembradora. Está todo vendido. Ese sector está empujando. Pero necesitamos que la industria se mueva y se necesita mercado. Hay que tener mucha paciencia. No se arregla lo que nos pasó en veinte años en 14 meses.